Llega la Navidad, está a la vuelta de la esquina, y con ella, las comidas familiares. Esto supone un aliciente extra para nuestras mascotas por la cantidad de estímulos sobre todo, olfativos. Ten mucho cuidado, existen algunos alimentos navideños tóxicos para nuestras mascotas.

Un día es un día, pero no para nuestras mascotas

En ningún momento del año es bueno utilizar las sobras para alimentar a nuestras mascotas, así que, en Navidad también lo evitaremos.

Los alimentos preparados para perros no contienen cebolla, ajo, sal y otras especias que son perjudiciales para ellos. Por ejemplo, la cebolla destruye los glóbulos rojos del perro ya que contiene tiosulfato que es altamente nocivo.

Existen en el mercado unas deliciosas y beneficiosas chuches que serán el complemento ideal para ese extra navideño y de celebración. También podemos encontrar muchas recetas para elaborarlas en casa, que puede ser un buen divertimento navideño.

¿Qué evitaremos a toda costa?

  1. El marisco
    La carcasa y las cáscaras del marisco contienen una sustancia denominada quitina que el perro no digiere bien. Se ha demostrado que puede provocar vómitos, diarrea y estreñimiento.
    Si tu perro es un Dálmata, presta especial atención ya que tienen tendencia a padecer gota y el marisco sube mucho los niveles de ácido úrico.
  2. Las uvas y las pasas
    Está más que demostrada su toxicidad sobre todo en perros. Mucho cuidado, puede producir una insuficiencia renal aguda grave. No le pongas 12 uvas en fin de año.
  3. El chocolate
    ¿Sabía que es tóxico para perros y gatos? Provoca vómitos, diarrea, hiperactividad, pancreatitis y convulsiones. La causante, una sustancia llamada teobromina. Si tu mascota está excitada o sufre convulsiones y crees que ha podido comer algún turrón, bombón, etc, llama al veterinario, ya puede acabar provocándole una pancreatitis.
  4. El alcohol
    Sabemos que es un habitual de estas fechas, pero que además de ser tóxico para nuestras mascotas no es nada beneficioso y puede causarle, incluso, la muerte. No permitas, aunque al «cuñado» de turno le parezca gracioso, que tu mascota ingiera alcohol. No te arruines la navidad.
  5. Frutos secos
    Otro habitual de nuestra mesa en estas fechas. Cuidado con el tipo de fruto seco y la cantidad. Las nueces de macadamia son tóxicas, y el resto, aunque no está descrito como tóxico, su consumo excesivo no es recomendable.
    Mucho cuidado con esas nueces, que con la humedad no se ven saludables. Las nueces con moho puede causar intoxicaciones neurológicas graves. Si tu mascota convulsiona, o tiene perdida de control y adormilamiento, acude con urgencia al veterinario.
  6. Huesos
    Recuerda que los huesos, de cualquier animal, puede ocasionar hemorragias intestinales, atragantamientos en tráquea y esófago, obstrucciones intestinales, lesiones en la boca, rotura de piezas dentales… Lo sabemos, es un recurso para mantener a tu mascota entretenida pero puede resultar fatal. Consúltanos para conocer otros recursos sin riesgos para mantener a tu mascota entretenida.

Recuerda, las mascotas no son un contenedor. Si no quieres desperdiciar comida, piensa en la compra navideña del año anterior y evita volver a cometer los mismos errores. Si te vuelve a ocurrir, haz croquetas o congela los alimentos cocinados, estas son dos buenas opciones básicas para que no desperdicies la comida.


Artículos similares

Privacy Preference Center