¿Cómo llevas a tu perro en el coche?

¿Qué recomendaciones existen para estos tipos de viaje?

El perro, durante su viaje en coche, de ninguna manera puede ir suelto. Es un peligro, para nosotros y para ellos, ya que en caso de colisión quedan a merced de la suerte, probablemente siendo víctimas de grandes daños.

Si tu perro es grande, lo ideal es ubicar al animal en el maletero, con una reja que separe el habitáculo de los asientos traseros y un trasportín colocado de forma transversal al sentido de la marcha, es la forma más segura para ellos.

Si tu perro es de tamaño pequeño o mediano, en los asientos traseros puede ir con un arnés. Lo ideal: que el arnés sea de doble enganche y vaya fijado a los anclajes de los cinturones de seguridad.

Si decides llevarlo en trasportín, deberás ubicarlo en el suelo entre los asientos delanteros y traseros. La DGT nos informa de que el trasportín destroza los puntos de sujeción del cinturón en caso de colisión (si lo situamos sobre los asientos y lo enganchamos con el cinturón).  Además, se rompe su parte superior.

Hacer pausas durante el viaje para salir y beber, no dejar solo a tu perro en el coche y no darle demasiada comida antes del viaje lo ayudarán también a pasar de la mejor manera el desplazamiento.


El perro más longevo

Este mes nos llegó la noticia de que el perro más longevo de España es Scotty, un mestizo de 24 años que vive en Alicante. Parece que la clave de su longevidad recae en una brillante genética, una alimentación adecuada y una vida tranquila y relajada.

No es casualidad que sea un mestizo ya que  los perros mestizos duran más que los perros con pedigree, que por su genética, tienden a tener una vida más corta, situando su esperanza de vida, dependiendo del tamaño, entorno a los 10-15 años.

Evidentemente, además de la raza, son factores decisivos en la longevidad de nuestra mascota, una dieta equilibrada y unos buenos cuidados.

Scotty, el perro más longevo de España. Fuente: ABC
Scotty, el perro más longevo de España. Fuente: ABC

¿Pero, cuál fue el perro más viejo del mundo?

En abril de 2016 fallecía Maggie, un perro australiano de la raza Kelpie Australiana, que era el perro considerado más viejo del mundo.

Maggie con su dueño y uno de sus gatos. Maggie vivía en una granja rodeada de gatos, paseando y jugando con ellos.
Maggie con su dueño Brian McLaren y uno de sus gatos. Maggie vivía en una granja rodeada de gatos, paseando y jugando con ellos. La foto de portada también corresponde a Maggie.

La edad exacta de Maggie, en realidad, no era oficial ya que su documentación se extravió cuando era un cachorro aunque la familia asegura que compraron a Maggie cuando su hijo tenía cuatro años. Cúando Maggie murió, el hijo tenía tenía 34 baños.

Como anécdota, si hacemos el cambio a años humanos, diríamos que Maggie vivió 200 años!!!

Aun así, el libro Guinness de los records establece que el perro más longevo fue Bluey, un pastor australiano, que vivió 29 años, entre 1910 y 1939.

Bluey, el perro más viejo de la historia, según el Libro Guinness de los records
Bluey, el perro más viejo de la historia, según el Libro Guinness de los records

Recuerda

Al igual que los humanos, los cuidados, la alimentación equilibrada acorde con la edad y las condiciones en las que vive, son los pilares clave.

Maggie comiendo :)

La importancia de la limpieza dental en los perros

La limpieza dental en los perros y una buena higiene bucal, al igual que en los humanos, es imprescindible para la salud de nuestras mascotas.

Unos hábitos diarios de cepillado evita la placa bacteriana y la aparición de sarro, que son los causantes de la inflamación de encías, mal aliento, pérdida de dientes y muelas y de muchas enfermedades renales, hepáticas y cardíacas por la extensión de las infecciones a los órganos.

La placa y el sarro

La placa bacteriana (acumulación de microorganismos) se forma en dientes y encías en pocas horas como una película de bacterias. El cepillado es lo que va a permitir arrastrar y eliminar esa película.

Al cabo de pocos días, la acumulación de la placa bacteriana da lugar al sarro, que es la calcificación y endurecimiento de la placa.

Cuidado dental

Lia tiene 10 años. Sus dueños le limpian los dientes a diario.
Lia tiene 10 años. Sus dueños le limpian los dientes a diario.

El cepillado diario es lo más recomendado, ya que así evitamos la formación de la placa bacteriana y el sarro. Además de esto, favorecemos unas encías sanas. La gingivitis es un problema muy común entre los perros.

El cepillo es recomendable que sea para perros, pero podemos comprar un cepillo para niños, si el perro es pequeño y de adulto para perros medianos y grandes.

La pasta dental ha de ser específica de perros, existen muchas marcas con distintos sabores. Una vez que des con el sabor que le guste a tu perro, estará deseando que le limpies los dientes. No uses un dentífrico de humanos.

Además de cepillado, existen snacks dentales que puedes utilizar a mayores del cepillado o como sustituto en algún momento.

Creo que mi perro puede tener algún problema

Es habitual la creencia de que las razas pequeñas son las sufren problemas bucodentales. Esto no es cierto, son las más propensas pero no las únicas. Todos los perros, independientemente de su tamaño, pueden sufrir estos problemas, sobre todo si no se les ha cuidado la boca.
Si tú perro tiene mal aliento, o al abrirle la boca observas que tiene las encías inflamadas o notas que le cuesta comer, es necesario que acudas al veterinario para que revise su salud dental.

Detectar a tiempo caries, movilidad de dientes o inflamación de encías es vital para la salud de nuestra mascota.

El veterinario puede realizar una limpieza de sarro, tratar una gingivitis o eliminar esas piezas que están dañadas y suponen un problema para nuestro perro.


perro tosiendo

La tos de las perreras

La traqueobronquitis infecciosa canina (inflamación de traquea y bronquios), conocida como "la tos de las perreras", es una enfermedad altamente contagiosa que afecta al sistema respiratorio superior y que se dispara con la llegada del otoño.

El virus se propaga por contacto con otros canes, vía oral y nasal, sobre todo en lugares donde la concentración de perros es alta, como exposiciones caninas, criaderos, clínicas veterinarias, perreas... de ahí recibe el nombre de tos de las perreras. No significa esto que estando en su hogar no pueda contagiarse, un simple paseo puede ser suficiente.

¿Cuáles son los síntomas?

Es facilmente reconocible ya que el perro tendrá una tos muy fuerte, ronca y seca. Incluso puede parecer que tiene algo incrustado en la garganta. En ocasiones esa tos les provoca arcadas o un leve vómito. Si es el caso, se recomienda llevar la muestra al veterinario para que pueda examinarla.

¿Es grave?

La tos de las perreras no es una enfermedad grave si el animal no es muy mayor y no tiene problemas de salud. Con un tratamiento adecuado, además de suavizar la irritación de garganta y cuerdas vocales, en una semana estará como nuevo.

La mayoría de los perros supera la tos sin ninguna complicación. De todas formas, es recomendable acudir a un especialista para asegurarnos de que efectivamente se trata de la "tos de las perrreras" y no de un objeto en la garganta, tales como espigas, plástico, astilla de hueso, etc.


La importancia de la desparasitación en gatos

Hemos desparasitado a nuestra gatita de la clínica y la imagen habla por sí sola!

Muchos dueños de gatos consideran que sus gatitos no tiene parásitos internos ya que permanecen todo el día en el piso. Esta idea errónea es muy común. Los gatos están en contacto permanente con parásitos.

Posiblemente, tú mismo seas el portador diario de gérmenes, huevos de lombrices o pulgas traídas del exterior, en el calzado y la ropa. Los gatos también se divierten jugando y comiendo insectos, que son otro de los grandes portadores de parásitos.

En otros casos los portadores pueden ser otras mascotas que habitan en el hogar y tienen más contacto con el exterior. Por ello se recomienda desparasitar a todas las mascotas a la vez.

Otra de las formas más habituales es mediante la ingesta de pescados o carnes crudas por ello siempre recomendamos que se alimenten a base de piensos. Hay múltiples variedades de piensos secos y húmedos en el mercado tan o más sabrosos que las "sobras", y mucho más digestivas.

Los parásitos internos se alojan mayoritariamente en el intestino de nuestro gatito, pero también en el corazón, pulmones y demás órganos. Las lombrices o gusanos (nematodos y cestodos) y protozoos son los más habituales.

Si tu gatito tiene síntomas de cansancio extremo, falta de apetito, diarrea y vómitos, tos y/o abdomen hinchado acude al veterinario, es posible que tanga algún parásito interno.

Si tu gato es un cachorro, es fundamental la desparasitación, no hacerlo puede desembocar en un retraso en el crecimiento.

Se recomienda la desparasitación cada tres o cuatro meses, excepto los gatos cachorros, ya que hasta los tres meses de edad, la desparasitación se debe realizar cada dos semanas.


CONSULTA FELINA

Sabemos que sacar a un gato de su entorno habitual, meterlo en un transportín y llevarlo a una clínica veterinaria puede ser una fuente de estrés para el animal. Además de tratarse de una experiencia negativa para el gato, esta situación contribuye a que el propietario se muestre reacio a llevar a su mascota a la clínica, lo que reduce la posibilidad de diagnosticar enfermedades y adoptar medidas sanitarias preventivas.

Para evitar este estrés, os ofrecemos un nuevo servicio, "CONSULTA FELINA EN CASA".

Los gatos son especiales, y sus enfermedades también, por ello, estamos en continua formación en medicina felina para poder hacer una CONSULTA DE CALIDAD a tu gato (conocer sus principales patologías y hacer las pruebas adecuadas para llegar a su diagnóstico).
El servicio también incluye las vacunaciones/ desparasitaciones rutinarias.

No dudéis en pedir más información.


DESPARASITACIÓN

BIENVENIDO INVIERNO.
Con cada cambio de estación os recomendamos DESPARASITAR INTERNAMENTE a vuestras mascotas. No os olvidéis de hacerlo externamente, que dependiendo del producto utilizado se hace mensual o trimestralmente.

Cuando convivimos con un animal, es muy importante controlar los parásitos. No solo afectan a la salud de la mascota, sino que también pueden transmitirse a las personas que conviven con ellos.


MICROCHIP

Es obligatorio identificar con MICROCHIP nuestras mascotas (perros, gatos,…) aunque NO SALGAN DE CASA.
• La legalidad; para corroborar que dicha mascota es nuestra.
• Certificaciones sanitarias; las certificaciones de salud, de vacunaciones, desparasitaciones, de “libre” (ausencia) de determinadas enfermedades infecciosas, serán precisas para el animal identificado.
• Recuperación de animales perdidos o robados.
• Valor para las autoridades sanitarias: Se podrá dar aviso en forma inmediata a los propietarios de animales enfermos, posible transmisores de zoonosis, que han mordido, accidentados, etc. que se encuentren en la vía pública.


Test inmunodeficiencia y leucemia

La inmunodeficiencia y leucemia felinas son dos enfermedades víricas que pueden causar la muerte en gatos. Para diagnosticarlos, se realiza un test sanguíneo rápido.
Es muy importante saber si nuestros gatos son portadores del virus, ya que a pesar de no tener cura, se puede mejorar el manejo del animal.
También debes realizar un test si estás pensando en buscar un nuevo compañero/a felino/a a tu gato/a.
No dudéis en consultarnos.


Vacunación en gatos

Las vacunas siguen siendo la mejor medida para la prevención de muchas enfermedades en los gatos.
A partir de las 8 semanas los gatitos comienzan su plan de vacunación, en el que incluímos vacunas frente herpesvirus de la rinotraqueítis felina, calicivirosis, Chlamydophila y panleucopenia, así como frente a la leucemia felina. En Galicia la vacuna de rabia no es obligatoria, pero para gatos que van a salir fuera de la comunidad, la ley obliga a vacunar.
Sin embargo, no es suficiente quedarse con estas primeras dosis, sino que es importante continuar haciendo revacunaciones en el gato adulto anualmente, tanto por su propia salud como por controlar las enfermedades y mantener saludable toda la población.
Hay que tener en cuenta que aunque el gato no salga de casa, existe el riesgo de contagio de algunas enfermedades. Asimismo, si tiene acceso al exterior, viaja o pasa algún tiempo en residencias, estará mucho más expuesto.