Happy pretty young woman hugging her dog on the beach

Filariosis y leishmania

Que no cunda el pánico

Ante la tremenda alarma que ha generado la publicación de La Voz de Galicia de hoy, 17 de agosto de 2020, con el titular La filariasis se multiplica en animales de A Coruña y puede saltar a personas y ante el constante sonar del teléfono durante el día de hoy, queremos enviaros un mensaje de calma.

No vamos a desmentir el artículo, ni mucho menos. Cada uno de los puntos tratado es correcto, con un, para nuestro gusto, toque de dramatismo que hace un flaco favor a nuestros animales.

Tampoco vamos a negar la posibilidad de que se hayan disparado los casos. Aunque nosotros, el grupo Canido Veterinarios, a día de hoy, no tenemos entre los clientes ningun caso diagnosticado.

Tenemos que añadir al artículo que, como bien se explica en la wikipedia, la filariasis constituye un grupo de enfermedades parasitarias en el humano y otros animales, y por lo general tropicales, causada por la infección de «filarias», nematodos del orden Spirurida, superfamilia Filarioidea, que son transmitidos en forma de larva o microfilaria a los vertebrados por un artrópodo, generalmente mosquitos de las familias Culicidae o Phlebotomidae o moscas de la familia Tabanidae, luego de lo cual las larvas se localizan adecuadamente para convertirse en adultos.

Aún así, lo correcto sería hablar de filariosis, en lugar de filiariasis cuando nos referimos a animales. La filiariosis o la enfermedad del gusano del corazón es una enfermedad parasitaria causada por un gusano denominado Dirofilaria inmitis que se transmite al perro y en menor medida al gato a través de la picadura de diversas especies de mosquitos en expansión en climas cálidos.

Por lo que, es mas probable que la larva del parásito que provoca la Filariasis sea transmitida a los seres humanos por la picadura de un mosquito infectado.

En la enfermedad interviene un mosquito que va a portar el parásito en sus órganos bucales, que es el que puede picar a nuestro perro o a nosotros mismos. A su vez, puede otro mosquito picar al perro infectado y contagiar así a más perros. Por lo que, no es posible que el perro nos contagie directamente la enfermedad, pero podríamos llegar a infectarnos si nos pica un mosquito parasitado. El perro actuaría como reservorio del parásito.

Como bien explican en Experto Animal, "Aunque en los humanos se supone infradiagnosticada y asintomática, en perros puede tener consecuencias muy graves, pues provoca grandes daños en órganos fundamentales como el corazón, los pulmones o el hígado, llegando incluso a la muerte."

La prevención es la gran aliada

Existen tratamientos que evitan que el mosquito pique a nuestros perros, así como antiparasitarios internos que evitan que el ciclo de este gusano se complete.

Es de vital importancia, como siempre recalcamos a todos nuestros clientes, la doble desparasitación mensual, donde es preciso desparasitar a los animales cada mes frente a la filaria y otras enfermedades, durante todo el año.

Como medida preventiva, un par de claves:

  • No pasear con los perros por donde haya agua estancada.
  • No dejar mucho tiempo el bebedero sin cambiar el agua.

Es precisamente en estos lugares donde pone el mosquito deposita sus larvas.

En resumen, mantén a tu perro desparasitado, es su mayor prevención. La tuya, que no te pique un mosquito infestado.

Happy pretty young woman hugging her dog on the beach

 

 

 


Conjuntivitis, irritación ocular, verano y coronavirus

Este verano estamos teniendo un incremento, con respecto a años anteriores, de perros con irritación ocular y conjuntivitis. La causa es clara, poca lluvia y mucho sol que generan sequedad en el ambiente y más partículas en suspensión. Aunque, por el alarmante aumento de casos este año, no descartamos que uno de los factores de este incremento se deba, sobre todo en el caso de perros en ciudades, a la limpieza y desinfección de las calles.

La conjuntivitis se produce por la inflamación de la conjuntiva, la membrana transparente que rodea el ojo y lo protege. Cuando los vasos sanguíneos de la conjuntiva se inflaman es cuando se observa el ojo enrojecido y/o aumento de legaña e incluso legañas espesas de color blanco, amarillo o verdoso.

Es evidente que en el verano los casos de ojos secos se disparan ya que el calor produce la evaporación de la lágrima. Es precisamente la falta de lágrima la que produce picor y ardor a nuestros perros, que terminan por rascar la zona del ojo, llegando a producir en casos más severos graves daños en la córnea e incluso oculares.

Una vigilancia continua al color del ojo, las mucosas y las legañas es suficiente para detectar una conjuntivitis. En perros adultos la cantidad de lágrima es menor, así que, tendremos especial cuidado.

En perros braquicéfalos es recomendable un control exhaustivo ya que son muy comunes las complicaciones oftalmológicas en las razas de este tipo. Dentro de los braquicéfalos hay alrededor de 300 razas de perro y las más comunes son bóxer, bulldog francés, bulldog inglés, pekinés, carlino, lhasa apso, shar pei, shih tzu, staffordshire, bull terrier, boston terrier, entre otros.

Las conjuntivitis no se contagian de perros a humanos o viceversa.

Los síntomas más frecuentes de que nuestro perro puede padecer conjuntivitis o una irritación ocular son enrojecimiento, lagrimeo excesivo, inflamación, picor y secreciones.

Recomendaciones:

  • Evita sacarlo a la calle en días muy soleados y en las horas de mayor radiación (entre las 10:00 y las 17:00). Espera al atardecer y a la mañana para esos paseos más largos.
  • Presta especial atención a los ojos de tu perro en los paseos por las calles y parques recién desinfectados.
  • Si vas al campo o a la playa, mantén a tu perro la mayor cantidad de tiempo posible a la sombra.
  • El exceso de pelaje alrededor de los ojos es un buen lugar para el polvo y las bacterias. Recorta o mantén el pelo lejos de sus ojos.
  • Limpia con regularidad las legañas del perro. Un paño humedecido en agua es suficiente aunque lo ideal es utilizar una pequeña gasa con suero fisiológico. Esto es conveniente hacerlo durante toda la vida del perro. Evitarás así la proliferación de bacterias y hongos tan perjudiciales para los ojos del perro.
  • Es importante que acudas con tu perro al veterinario para que realice un exploración ocular, compruebe el estado de los ojos y determine el tratamiento o recomendaciones adecuadas.
  • Pídenos consejo para mantener fresco e hidratado el ojo de tu perro. El uso de colirios, jabones, agua oxigenada, etc. por cuenta propia puede acarrear graves problemas oculares e incluso terminar en pérdida de visión y ceguera.
  • Ten mayor cuidado en el caso de los braquicéfalos. Es recomendable hacer un control oftalmológico preventivo.
  • No fumes en la misma estancia que tus animales. El humo del tabaco es muy perjudicial.

mascota obesidad

Obesidad y ejercicio de las mascotas

A la hora de saber si nuestra mascota está o no en su peso adecuado y si realiza un ejercicio acorde a sus necesidades, debemos hacernos las siguientes preguntas:

  • ¿Tiene mi mascota un peso adecuado?
  • ¿Cuál es la mejor manera para que mi mascota gane/pierda peso?
  • ¿Cómo puedo ayudar a mi mascota a ser más activa?
  • ¿Qué tipo de actividad física le viene bien?
  • ¿Puede el cambio de peso significar un problema de salud?

Pídenos cita hoy mismo y te ayudaremos a resolver todas estas dudas y a conseguir que tu mascota lleve un adecuado estilo de vida.


DESPARASITACIÓN: PULGAS Y GARRAPATAS

Desparasitación: Pulgas y garrapatas

Las pulgas y garrapatas no solo son insectos molestos para los perros, los gatos y otros animales, sino que también pueden picarnos y transmitirnos enfermedades. A día de hoy contamos con antiparasitarios de actividad trimestral que rompen el ciclo de la pulga y por lo tanto las mantendrás a raya. ¡Pregúntanos en el grupo Canido Veterinarios!


cerdo enjaulado

Día Mundial de la Zoonosis 😷

Hoy, 6 de julio, es el Día Mundial de la Zoonosis. La palabra se deriva del griego zoon (animal) y nosos (enfermedad).

¿Sabes que la Zoonosis es cualquier enfermedad infecciosa que se transmite de forma natural de los animales a los seres humanos y viceversa?

Las pruebas disponibles sugieren que el SARS-CoV-2 tiene una fuente zoonótica. El coronavirus, o covid-19.

El 75% de todas las enfermedades infecciosas emergentes son transmitidas de animales a humanos.

Enfermedades como el ébola, la salmonelosis o la gripe son zoonosis. Por esta razón, Ha habido varias pandemias de gripe a lo largo de la historia, pero las más letales han sido la de 1580, que comenzó en Asia y se extendió a Europa, África y finalmente a América, y la pandemia más letal conocida fue la gran pandemia de gripe española de 1918 (virus A, subtipo H1N1), que se presentó en dos oleadas entre la primavera de 1918 y el otoño de 1919. Se estima que fallecieron entre 50 y 100 millones de personas por aquella pandemia en todo el mundo, aunque los escritos más antiguos hablaban de más de 20 millones de muertos.

De los 1415 patógenos humanos conocidos en el mundo, el 61% son zoonóticos y, por lo tanto, tienen relación directa con las actividades de la salud pública veterinaria.

Además de lo señalado anteriormente, cabe resaltar, que la tuberculosis, la brucelosis y muchas enfermedades parasitarias se adquieren al consumir productos animales. Otras muchas enfermedades como la toxoplasmosis, la triquinosis, el distoma hepático o saguaypé se pueden adquirir al consumir carnes insuficientemente cocinadas o aguas o verduras contaminadas.

Recordad la importancia de luchar contra la leishmaniasis. Cómo indicamos en el anterior post, en el verano y el consecuente aumento de la temperaturas, existe un mayor riesgo.

La leishmaniasis está presente en 98 países y suma una media de entre 1,5 y dos millones de contagios. Alrededor de 30.000 personas fallecen anualmente como víctimas de esta enfermedad.

ZoonosisSegún el Colegio Oficial de veterinarios de las Islas Baleares estan son las zoonosis más importantes:

ZOONOSIS PERROS Y GATOS:

Sistémicas:
Leptospira, Leishmania, Dirofilaria, Pseudomonas, Babesia, Toxoplasma,Ehrlichiosis, Ricketsiasis, Lyme.
Digestivas:
Giardia, Dipylidium, Cisticercosis, Hidatidosis, Ascaris, Ancylostoma, Trichuris, Strongyloides, Coccidiosis.
Dérmicas:
Dermatofitos, Sarna sarcóptica, Sarna demodécica, Cheyletiellosis.

ZOONOSIS EN ÉQUIDOS:

Sistémicas:
Leptospira, Influenza, Lyme, Westv, Nile, Muermo equino.
Digestivas:
Ascaris, Strongylos, Giardia.
Dérmicas:
Dermatofitos, Sarna sarcóptica, Sarna demodécica.

ZOONOSIS ESPECIES EXÓTICAS:

Sistémicas:
Leptospira, Pseudomonas, Diofilaria, E. cuniculi, Clamydophila.
Primates:
Herpesvirus B, Tueberculosis.
Digestivas:
Giardia, Ancylostoma, Ascaris, Strongyloides, Coccidios, Trichuris
Dérmicas:
Dermatofitos, Sarna sarcóptica, Psoroptes cuniculi, Cheyletiellosis.

Veterinarios y zoonosis

Está en nuestras manos, los veterinarios, prevenir y curar a los animales en beneficio directo de las personas. Los veterinarios trabajamos a diario para prevenir las zoonosis, no solo en las clínicas, tambien en las granjas, las industrias alimentarias, laboratorios, etc.

Alimentación

Según la Chilean journal of agricultural & animal sciences, La Organización Mundial de la Salud (OMS, 2007) y Broglia y Kapel (2011), mencionan la existencia de múltiples factores por los cuales se ha apreciado un aumento en la presencia de las enfermedades zoonóticas, incluso aquellas que se creían controladas, y que están contribuyendo al incremento de las tasas de presentación de las enfermedades transmitidas por alimentos (ETAs).

Dentro de estos factores se incluyen cambios en: las prácticas agrícolas y en los sistemas de producción animal; el comercio, manipulación, procesamiento y transporte de los alimentos; también se incluyen el calentamiento global y el cambio climático; mayor proporción de individuos inmunológicamente comprometidos; rápido crecimiento de la población; aparición de nuevos agentes infecciosos y cambios genéticos (mutaciones) de los existentes; reorientación de políticas de salud para evitar las enfermedades infecciosas; resistencia de los diversos agentes patógenos a las drogas utilizadas para su control; mercados cada vez más globales; cambios en los hábitos alimenticios; escaso desarrollo económico de algunas regiones, y una población humana cada vez más migratoria (OMS, 2007).


perro enfermo

Leishmaniasis, un enemigo para nuestros perros

La leishmaniasis canina es una enfermedad grave causada por un parásito conocido como Leishmania Infantum.

Los mosquitos son los portadores de este parásito. Se infectan cuando pican a un perro portador del parásito y se lo transmiten a los siguientes perros que pican.

Los insectos transmisores de este parásito pertenecen al género Phlebotomus o Lutzomia.

En España, la época de más expansión va desde el final de la primavera hasta el final del otoño.

Puede darse el caso de que algunos animales contraigan la enfermedad y no presenten síntomas, es decir, que sean portadores asintomáticos durante determinado tiempo en función de su sistema inmune.

Se conocen dos tipos de leishmaniasis canina: visceral o cutánea. Siendo esta última la más frecuente, sus síntomas más comunes son:

  • Dermatitis con úlcera o pústula.
  • Alopecia.
  • Descamación, engrosamiento o despigmentación de la piel.
  • Necrosis en orejas.
  • Uñas frágiles y con crecimiento anormal.

En el caso de la leishmaniasis visceral, suelen mostrarse vómitos, diarreas, sangrado por la nariz o fiebre. En ambos tipos, tanto en la visceral como en la cutánea, puede presentarse pérdida de peso y apetito.

perro enfermo

Y nosotros… ¿Qué podemos hacer?

La mejor arma para luchar contra la leishmaniasis es la prevención, durante todo el año, y especialmente en las épocas en las que el parásito presenta una mayor proliferación.

Administrar la vacuna apropiada para combatir este parásito, administrar, de la misma forma, pipetas y collares que protejan a nuestro perro frente al parásito.

Tenemos diferentes herramientas que nos ayudan, de una manera fácil, a mantener a nuestro perro saludable. Pregunta a tu veterinario para informarte y, por supuesto, si tu perro presenta alguno de los síntomas anteriormente nombrados, no lo dudes, acude a tu veterinario, ya que una detección a tiempo, unos buenos cuidados y tratamientos permitirán a tu perro vivir felizmente durante mucho tiempo.


Las espigas, un problema para nuestros perros

Las espigas suponen un problema en nuestros perros. Ocurre cada año con la llegada del buen tiempo y las salidas al campo, al monte..., o simplemente al jardín..., y supone una de las grandes pesadillas para nuestros perros.

Pero ¿qué es realmente la espiga? La espiga es una parte de las gramíneas en la que se alojan las semillas. Por su forma de lanza y, con punta afilada en el vértice y sus filamentos laterales, que se comportan como anzuelos o paraguas, tienen la facilidad para adherirse a casi cualquier superficie y ser complicada su extracción.

También, por esa forma alargada y estrecha, es más común de lo deseado, que se introduzcan en las orejas, la nariz e incluso en los ojos de nuestros peludos.

Conviene vigilar y evitar las zonas con espigas en la medida de lo posible.

¿Qué podemos hacer?

perro en campo de espigasEstamos teniendo muchos casos de espigas clavadas o alojadas y es que, aunque parecen inofensivas, las espigas suponen uno de los motivos más frecuentes de consultas en el Grupo Canido Veterinarios estos días.

La prevención y la revisión son nuestros grandes aliados. La mínima molestia de nuestro perro es un buen indicativo de que algo no está bien. Una forma de caminar extraña, rascado con continuidad, nerviosismo y apatía son claros síntomas, después de un paseo o estancia en el campo,  de que un cuerpo extraño puede estar generando esas molestias.

Acudir al veterinario cuanto antes es primordial para evitar que las molestias sean crónicas o se alarguen en el tiempo, principalmente cuando se alojan en los ojos, con el riesgo de perderlo o en los oídos, ya que es un enemigo invisible y silencioso que puede hacer muchísimo daño al conducto auditivo de nuestro perro.

Especial vigilancia en:

La zona interdigital, entre los dedos de nuestros perros, ya que es donde con mayor frecuencia se clavan las espigas. Si notamos molestias al caminar o que se lame con insistencia, tendremos que revisar los huecos entre los dedos, uno a uno.

Las axilas es una zona de piel más sensible y especialmente fina en donde es habitual también que se claven espigas.

Los ojos, es importantísimo acudir al veterinario cuanto antes, no intentaremos sacarla a no ser que esté muy visible.
La espiga se introduce detrás del párpado y es difícil de localizar. Si nuestro perro no puede abrir el ojo, es necesaria una  intervención de un veterinario urgente. El tiempo es primordial ya que la córnea puede ulcerarse y es probable que pierda el ojo.

La nariz supone otro orificio complicado. Si notas que se frota o se rasca contra alguna superficie o con sus patas, es un indicativo de molestia u objeto incrustado. En ocasiones, el estornudo continuado es otro de los síntomas frecuentes.

Oídos, el orificio preferido de las espigas. La intervención rápida es fundamental para que la espiga no atraviese en tímpano. Si nuestro perro zarandea la cabeza, se rasca en la oreja o anda con la cabeza de lado miraremos el conducto auditivo y, si es visible y podemos extraerla con los dedos, la retiramos con suavidad. Nunca intentes quitar la espiga con unas pinzas caseras ya que en muchas ocasiones acaba siendo el peor de los remedios ya que acaba en la parte más profunda del oído o rompiendo en pequeños pedazos.

La vulva y el pene (prepucio generalmente), también son zonas en las que pueden clavarse o introducirse las espigas. En las hembras es más habitual ya que se agachan para orinar. Si se lamen o tratan de morderse o rascarse en la zona, conviene revisar que no exista sangrado o inflamación.  Cómo en los anteriores casos, el tiempo es fundamental y conviene extraer antes de que se infecte el tracto genitourinario.

Estas son las zonas habituales, pero las espigas tienen la facilidad para clavarse o alojarse en cualquier lugar, como las encías o incluso atravesar la piel y alojarse en el interior del animal, o aspirar por la boca o nariz y alojarse en el pulmón.

Como en el caso de la siguiente foto, Oliver vino con una espiga en el oído. En Canido Veterinarios, estamos recibiendo estos días muchos perros con espigas clavadas o alojadas en el cuerpo. Por favor, evita las zonas de hierba, principalmente alta y seca, sobre todo con espigas. La prevención es siempre el mejor de los remedios.

Espiga que estaba en el oido de un perro


Perro esperando por el paseo

El paseo con tu perro

El paseo nos permite, tanto al perro como a nosotros mismos, desconectar y airearnos, especialmente a ellos que suelen estar más inactivos durante los largos períodos en los que no estamos en casa o en los que estamos en casa pero realizando otras actividades.

Desconectar, mover el cuerpo, olfatear, jugar, interactuar con otros animales, pasear o sencillamente estar tumbados al aire libre, son actividades que mejoran muchísimo la calidad de vida de un perro, y es una necesidad que absolutamente todos tienen.

¿Qué podemos hacer nosotros para que esos momentos tan sumamente importantes para nuestro perro sean todavía mejores? Se entiende que, como propietario del animal, además de la obligación tenemos el interés por mejorar su calidad de vida y de salidas al aire libre.

Chico paseando a un perro por una calle vacia

Desde el Grupo Canido Veterinarios os traemos unos sencillos consejos para poder llevar a cabo el disfrute de las salidas a la calle y paseo con vuestros perros.

1. Permítele olfatear.

Como os contábamos en la anterior publicación, el perro consigue relajarse a través del olfato. Es por eso que debemos eliminar nuestra tendencia a tirar de la correa cada vez que nuestro perro se para a olisquear algún rastro. El olfato es la herramienta que tienen para conocer el mundo y conectarse con él. Permite que tu perro pueda disfrutar de un paseo relajado olisqueando por aquí y por allá.

2. Permítele un momento tranquilo.

Preferiblemente al final del paseo prueba lo siguiente: Descansa sentado en algún sitio durante varios minutos y permite que tu perro decida qué hacer. Puede acercarse a ti y terminar el paseo descansando tranquilamente, o bien caminar u oler libre (o con la correa floja si no es posible dejarlo suelto). Es una sana práctica que el perro esté familiarizado a pasar, fuera de casa, un momento tranquilo con nosotros.

3. La correa.

Este suele ser, en algunas ocasiones, un punto olvidado del paseo. La correa juega un papel fundamental cuando salimos con nuestro perro. Disminuir al máximo la tensión en la correa es vital para que el perro pueda disfrutar del paseo, podemos cambiar nuestra correa habitual por una correa larga o simplemente estar atentos en ofrecerle siempre un gran margen al perro para que se mueva completamente libre a pesar de estar con correa.

Dejemos que nuestros perros disfruten de sus momentos al aire libre de relax y ejercicio físico, pues es un punto importantísimo en su día a día. Con pocos consejos y mucha atención por nuestra parte durante el paseo podemos conseguir que para nuestro perro resulte una experiencia fabulosa.

Ah! Por cierto, no hagas el cafre, no pongas en riesgo ni la salud mental ni la vida de tu perro. Un mal paseo como el del enlace, puede acabar en tragedia. Aunque a los periodistas de Antena3 les parezca "desternillante".


mujer con gato mirando por la ventana

Cuida a tu mascota durante esta crisis

En estos días que nos está tocando vivir, circulan por la red multitud de bulos e informaciones falsas en torno a los animales y el COVID-19, también conocido como coronavirus.

Ejemplo de analisis de sangre

No existe evidencia alguna de que los animales de compañía puedan infectarse con este virus. Nos lo aseguran, entre otras, la Organización Mundial de la Salud (World Health Organization (OMS)), la Organización Mundial de Sanidad Animal (World Organization for Animal Health (OIE)) y la World Small Animal Veterinary Association (WSAVA).

Aún con todo, al único supuesto caso, se le han realizado análisis de sangre y han dado negativo. 

De la misma forma, los animales tampoco pueden ser una vía de contagio.

Las administraciones recomiendan que las personas que hayan contraído el virus deben buscar a una persona que se haga cargo del animal a la hora de realizar sus salidas y paseos diarios. El motivo es porque la persona con coronavirus debe cumplir con las indicaciones sanitarias que incluyen, entre otras cosas, la prohibición de salir de su casa para evitar la propagación del virus.

Así que, ahora más que nunca, cuidemos de nuestros animales, de la misma manera que ellos nos cuidan a nosotros. Aprovechemos estos días en casa para estar más cerca de ellos, conociéndolos mejor y disfrutando de los beneficios de su compañía, que, entre otros muchos son los siguientes:

  • mujer con gato mirando por la ventanaPodemos disfrutar de su amor incondicional y apoyo emocional en momentos difíciles.
  • Nos hacen ser más activos (saliendo a la calle a dar pequeños paseos, jugando con ellos en casa… cualquier acto que implique cuidarlos nos ayuda a movilizarnos físicamente).
  • Nos enseñan a ser responsables: quizá estos días tengas menos paciencia por la situación que todos estamos viviendo, pero piensa que tu responsabilidad es la de tratar siempre a tu perro adecuadamente.
  • Mejora tu salud cardiovascular: No solo porque te permite hacer ejercicios, sino porque el simple hecho de acariciar a tu animal de compañía reduce ligeramente la frecuencia cardíaca y la presión arterial, al entrar ambos en una situación relajante.
  • El simple hecho de tu notar su cariño no ayuda a reducir nuestro estrés diariamente.
  • Te hace, simplemente, más feliz: Están ahí en los buenos y en los malos momentos.

La cama de nuestro perro

Los perros pasan una gran parte del día en la cama, tumbados y durmiendo. Aproximadamente, un perro duerme 16 horas de media o incluso más en determinadas razas y edades.

Más de media vida durmiendo, o descansando, ya que la mitad del sueño es profundo y la otra mitad es vigilia.

Debido a esa vigilia, nuestro perro necesita muchísimas horas de descanso. Su instinto primitivo es el responsable de que esa fase de vigilia sea tan larga y permanezca atento a los posibles peligros, aunque en nuestro hogar estén completamente protegidos.

Perro con dueña en cama

Es evidente que el sofá y la cama les encanta, y es que es el lugar ideal de descanso para ellos, es cómodo, ligeramente elevado y, además, si están a nuestro lado, estarán más que encantados. En España casi el 20% de los perros duermen en cama con sus dueños, el 42% en Países bajos y el 50% en Estados Unidos. ¡Casi nada!

Pero ¿cuál es la cama ideal de nuestros perros?

Es importante que dispongan de un lugar exclusivo para ellos, aunque después les permitas dormir en el sofá o en la cama. A los perros les gusta tener un lugar al que retirarse a descansar, solos, tranquilos y, sobre todo, protegidos. Su espacio les da muchísima seguridad. Lo ideal sería que ese espacio fuese su cama desde siempre.

La comodidad de la cama es importante, así, por norma general, a los perros de gran tamaño les encantan las camas amplias, mullidas y acolchadas. A los perros pequeños, además de una cama mullidita, les gustan los huecos recogidos, con forma de caseta o iglú en el que "refugiarse".

La facilidad para sacar la cama del hogar es un plus. Si tenemos que mudarnos o tienen que pasar un tiempo fuera de su casa, su cama les va a aportar mucha tranquilidad y ese plus de "antiestrés" al sentirse como en casa.

Elección de la cama

Existen miles de opciones en el mercado, pero no siempre es fácil dar con la cama ideal de nuestro perro. Podemos fijarnos en una serie de características para esa elección: el material, el tamaño, la forma y el grosor.

El material tendrá que ser confortable, sin muchas costuras o adornos molestos, suave y fácil de limpiar y lavar.

Si es un material antialérgico, mejor que mejor. La facilidad para limpiarlo, ventilarlo y lavarlo es fundamental, ya que evitarás la molesta aparición y acumulación de parasitos y pulgas. Recuerda limpiar la cama y ventilarla con regularidad.

Cuidado con la temperatura. Si el hogar es muy cálido, les encantará que el material de la zona de descanso sea lo más fresco posible y no le de mucho calor. Si es fría, el aporte extra de calor que proporcione el material les encantará.

Podemos incluso cambiar el material dependiendo de la estación, en verano más fresquito y en invierno más caluroso.

Perro sentado en cama cuadradaRevisa la parte de abajo de la cama tras horas de sueño, es posible que tenga condensación, se acumule y acabe mojando la cama y dando lugar a la aparición de parásitos. Elevar un poco la cama favorece la ventilación, como en nuestras camas, y evita esa condensación.

Una cama gruesa y no muy dura es, por norma general, su predilección. Actualmente existen materiales extra cómodos, como pueden ser los colchones memory foam y viscoelásticos. Los huesos y articulaciones de tu perro lo agradecerán.

El tamaño de la cama ha de ser adecuado al tamaño actual del perro, es lógico pensar en comprar una camita grande cuando es un cachorro para que le sirva cuando crezca, pero es un error.

Piensa que tu perro busca un espacio donde sentirse protegido y sobre todo un lugar seguro y no lo sienten así cuando en su cama podrían dormir 3 perros más. Es muy importante que no le sobre mucho espacio, que se sienta protegido y recogido.

Observa como duerme y si lo hace estirado, enrollado o semienrollado. Así sabrás la forma de la cama que necesita. Las camas redondas son ideales para los perros que duermen enrollados, las ovaladas para los que disfrutan en posición semienrrollados y las cuadradas para los que cambian de forma durante el sueño.

Un iglú o caseta también suele agradar a nuestros perros, sobre todo a los más pequeños o miedosos. Ese aporte extra de protección hace que duerman y descansen doblemente.