perro enfermo

Leishmaniasis, un enemigo para nuestros perros

La leishmaniasis canina es una enfermedad grave causada por un parásito conocido como Leishmania Infantum.

Los mosquitos son los portadores de este parásito. Se infectan cuando pican a un perro portador del parásito y se lo transmiten a los siguientes perros que pican.

Los insectos transmisores de este parásito pertenecen al género Phlebotomus o Lutzomia.

En España, la época de más expansión va desde el final de la primavera hasta el final del otoño.

Puede darse el caso de que algunos animales contraigan la enfermedad y no presenten síntomas, es decir, que sean portadores asintomáticos durante determinado tiempo en función de su sistema inmune.

Se conocen dos tipos de leishmaniasis canina: visceral o cutánea. Siendo esta última la más frecuente, sus síntomas más comunes son:

  • Dermatitis con úlcera o pústula.
  • Alopecia.
  • Descamación, engrosamiento o despigmentación de la piel.
  • Necrosis en orejas.
  • Uñas frágiles y con crecimiento anormal.

En el caso de la leishmaniasis visceral, suelen mostrarse vómitos, diarreas, sangrado por la nariz o fiebre. En ambos tipos, tanto en la visceral como en la cutánea, puede presentarse pérdida de peso y apetito.

perro enfermo

Y nosotros… ¿Qué podemos hacer?

La mejor arma para luchar contra la leishmaniasis es la prevención, durante todo el año, y especialmente en las épocas en las que el parásito presenta una mayor proliferación.

Administrar la vacuna apropiada para combatir este parásito, administrar, de la misma forma, pipetas y collares que protejan a nuestro perro frente al parásito.

Tenemos diferentes herramientas que nos ayudan, de una manera fácil, a mantener a nuestro perro saludable. Pregunta a tu veterinario para informarte y, por supuesto, si tu perro presenta alguno de los síntomas anteriormente nombrados, no lo dudes, acude a tu veterinario, ya que una detección a tiempo, unos buenos cuidados y tratamientos permitirán a tu perro vivir felizmente durante mucho tiempo.


Las espigas, un problema para nuestros perros

Las espigas suponen un problema en nuestros perros. Ocurre cada año con la llegada del buen tiempo y las salidas al campo, al monte..., o simplemente al jardín..., y supone una de las grandes pesadillas para nuestros perros.

Pero ¿qué es realmente la espiga? La espiga es una parte de las gramíneas en la que se alojan las semillas. Por su forma de lanza y, con punta afilada en el vértice y sus filamentos laterales, que se comportan como anzuelos o paraguas, tienen la facilidad para adherirse a casi cualquier superficie y ser complicada su extracción.

También, por esa forma alargada y estrecha, es más común de lo deseado, que se introduzcan en las orejas, la nariz e incluso en los ojos de nuestros peludos.

Conviene vigilar y evitar las zonas con espigas en la medida de lo posible.

¿Qué podemos hacer?

perro en campo de espigasEstamos teniendo muchos casos de espigas clavadas o alojadas y es que, aunque parecen inofensivas, las espigas suponen uno de los motivos más frecuentes de consultas en el Grupo Canido Veterinarios estos días.

La prevención y la revisión son nuestros grandes aliados. La mínima molestia de nuestro perro es un buen indicativo de que algo no está bien. Una forma de caminar extraña, rascado con continuidad, nerviosismo y apatía son claros síntomas, después de un paseo o estancia en el campo,  de que un cuerpo extraño puede estar generando esas molestias.

Acudir al veterinario cuanto antes es primordial para evitar que las molestias sean crónicas o se alarguen en el tiempo, principalmente cuando se alojan en los ojos, con el riesgo de perderlo o en los oídos, ya que es un enemigo invisible y silencioso que puede hacer muchísimo daño al conducto auditivo de nuestro perro.

Especial vigilancia en:

La zona interdigital, entre los dedos de nuestros perros, ya que es donde con mayor frecuencia se clavan las espigas. Si notamos molestias al caminar o que se lame con insistencia, tendremos que revisar los huecos entre los dedos, uno a uno.

Las axilas es una zona de piel más sensible y especialmente fina en donde es habitual también que se claven espigas.

Los ojos, es importantísimo acudir al veterinario cuanto antes, no intentaremos sacarla a no ser que esté muy visible.
La espiga se introduce detrás del párpado y es difícil de localizar. Si nuestro perro no puede abrir el ojo, es necesaria una  intervención de un veterinario urgente. El tiempo es primordial ya que la córnea puede ulcerarse y es probable que pierda el ojo.

La nariz supone otro orificio complicado. Si notas que se frota o se rasca contra alguna superficie o con sus patas, es un indicativo de molestia u objeto incrustado. En ocasiones, el estornudo continuado es otro de los síntomas frecuentes.

Oídos, el orificio preferido de las espigas. La intervención rápida es fundamental para que la espiga no atraviese en tímpano. Si nuestro perro zarandea la cabeza, se rasca en la oreja o anda con la cabeza de lado miraremos el conducto auditivo y, si es visible y podemos extraerla con los dedos, la retiramos con suavidad. Nunca intentes quitar la espiga con unas pinzas caseras ya que en muchas ocasiones acaba siendo el peor de los remedios ya que acaba en la parte más profunda del oído o rompiendo en pequeños pedazos.

La vulva y el pene (prepucio generalmente), también son zonas en las que pueden clavarse o introducirse las espigas. En las hembras es más habitual ya que se agachan para orinar. Si se lamen o tratan de morderse o rascarse en la zona, conviene revisar que no exista sangrado o inflamación.  Cómo en los anteriores casos, el tiempo es fundamental y conviene extraer antes de que se infecte el tracto genitourinario.

Estas son las zonas habituales, pero las espigas tienen la facilidad para clavarse o alojarse en cualquier lugar, como las encías o incluso atravesar la piel y alojarse en el interior del animal, o aspirar por la boca o nariz y alojarse en el pulmón.

Como en el caso de la siguiente foto, Oliver vino con una espiga en el oído. En Canido Veterinarios, estamos recibiendo estos días muchos perros con espigas clavadas o alojadas en el cuerpo. Por favor, evita las zonas de hierba, principalmente alta y seca, sobre todo con espigas. La prevención es siempre el mejor de los remedios.

Espiga que estaba en el oido de un perro


Perro esperando por el paseo

El paseo con tu perro

El paseo nos permite, tanto al perro como a nosotros mismos, desconectar y airearnos, especialmente a ellos que suelen estar más inactivos durante los largos períodos en los que no estamos en casa o en los que estamos en casa pero realizando otras actividades.

Desconectar, mover el cuerpo, olfatear, jugar, interactuar con otros animales, pasear o sencillamente estar tumbados al aire libre, son actividades que mejoran muchísimo la calidad de vida de un perro, y es una necesidad que absolutamente todos tienen.

¿Qué podemos hacer nosotros para que esos momentos tan sumamente importantes para nuestro perro sean todavía mejores? Se entiende que, como propietario del animal, además de la obligación tenemos el interés por mejorar su calidad de vida y de salidas al aire libre.

Chico paseando a un perro por una calle vacia

Desde el Grupo Canido Veterinarios os traemos unos sencillos consejos para poder llevar a cabo el disfrute de las salidas a la calle y paseo con vuestros perros.

1. Permítele olfatear.

Como os contábamos en la anterior publicación, el perro consigue relajarse a través del olfato. Es por eso que debemos eliminar nuestra tendencia a tirar de la correa cada vez que nuestro perro se para a olisquear algún rastro. El olfato es la herramienta que tienen para conocer el mundo y conectarse con él. Permite que tu perro pueda disfrutar de un paseo relajado olisqueando por aquí y por allá.

2. Permítele un momento tranquilo.

Preferiblemente al final del paseo prueba lo siguiente: Descansa sentado en algún sitio durante varios minutos y permite que tu perro decida qué hacer. Puede acercarse a ti y terminar el paseo descansando tranquilamente, o bien caminar u oler libre (o con la correa floja si no es posible dejarlo suelto). Es una sana práctica que el perro esté familiarizado a pasar, fuera de casa, un momento tranquilo con nosotros.

3. La correa.

Este suele ser, en algunas ocasiones, un punto olvidado del paseo. La correa juega un papel fundamental cuando salimos con nuestro perro. Disminuir al máximo la tensión en la correa es vital para que el perro pueda disfrutar del paseo, podemos cambiar nuestra correa habitual por una correa larga o simplemente estar atentos en ofrecerle siempre un gran margen al perro para que se mueva completamente libre a pesar de estar con correa.

Dejemos que nuestros perros disfruten de sus momentos al aire libre de relax y ejercicio físico, pues es un punto importantísimo en su día a día. Con pocos consejos y mucha atención por nuestra parte durante el paseo podemos conseguir que para nuestro perro resulte una experiencia fabulosa.

Ah! Por cierto, no hagas el cafre, no pongas en riesgo ni la salud mental ni la vida de tu perro. Un mal paseo como el del enlace, puede acabar en tragedia. Aunque a los periodistas de Antena3 les parezca "desternillante".


mujer con gato mirando por la ventana

Cuida a tu mascota durante esta crisis

En estos días que nos está tocando vivir, circulan por la red multitud de bulos e informaciones falsas en torno a los animales y el COVID-19, también conocido como coronavirus.

Ejemplo de analisis de sangre

No existe evidencia alguna de que los animales de compañía puedan infectarse con este virus. Nos lo aseguran, entre otras, la Organización Mundial de la Salud (World Health Organization (OMS)), la Organización Mundial de Sanidad Animal (World Organization for Animal Health (OIE)) y la World Small Animal Veterinary Association (WSAVA).

Aún con todo, al único supuesto caso, se le han realizado análisis de sangre y han dado negativo. 

De la misma forma, los animales tampoco pueden ser una vía de contagio.

Las administraciones recomiendan que las personas que hayan contraído el virus deben buscar a una persona que se haga cargo del animal a la hora de realizar sus salidas y paseos diarios. El motivo es porque la persona con coronavirus debe cumplir con las indicaciones sanitarias que incluyen, entre otras cosas, la prohibición de salir de su casa para evitar la propagación del virus.

Así que, ahora más que nunca, cuidemos de nuestros animales, de la misma manera que ellos nos cuidan a nosotros. Aprovechemos estos días en casa para estar más cerca de ellos, conociéndolos mejor y disfrutando de los beneficios de su compañía, que, entre otros muchos son los siguientes:

  • mujer con gato mirando por la ventanaPodemos disfrutar de su amor incondicional y apoyo emocional en momentos difíciles.
  • Nos hacen ser más activos (saliendo a la calle a dar pequeños paseos, jugando con ellos en casa… cualquier acto que implique cuidarlos nos ayuda a movilizarnos físicamente).
  • Nos enseñan a ser responsables: quizá estos días tengas menos paciencia por la situación que todos estamos viviendo, pero piensa que tu responsabilidad es la de tratar siempre a tu perro adecuadamente.
  • Mejora tu salud cardiovascular: No solo porque te permite hacer ejercicios, sino porque el simple hecho de acariciar a tu animal de compañía reduce ligeramente la frecuencia cardíaca y la presión arterial, al entrar ambos en una situación relajante.
  • El simple hecho de tu notar su cariño no ayuda a reducir nuestro estrés diariamente.
  • Te hace, simplemente, más feliz: Están ahí en los buenos y en los malos momentos.

La cama de nuestro perro

Los perros pasan una gran parte del día en la cama, tumbados y durmiendo. Aproximadamente, un perro duerme 16 horas de media o incluso más en determinadas razas y edades.

Más de media vida durmiendo, o descansando, ya que la mitad del sueño es profundo y la otra mitad es vigilia.

Debido a esa vigilia, nuestro perro necesita muchísimas horas de descanso. Su instinto primitivo es el responsable de que esa fase de vigilia sea tan larga y permanezca atento a los posibles peligros, aunque en nuestro hogar estén completamente protegidos.

Perro con dueña en cama

Es evidente que el sofá y la cama les encanta, y es que es el lugar ideal de descanso para ellos, es cómodo, ligeramente elevado y, además, si están a nuestro lado, estarán más que encantados. En España casi el 20% de los perros duermen en cama con sus dueños, el 42% en Países bajos y el 50% en Estados Unidos. ¡Casi nada!

Pero ¿cuál es la cama ideal de nuestros perros?

Es importante que dispongan de un lugar exclusivo para ellos, aunque después les permitas dormir en el sofá o en la cama. A los perros les gusta tener un lugar al que retirarse a descansar, solos, tranquilos y, sobre todo, protegidos. Su espacio les da muchísima seguridad. Lo ideal sería que ese espacio fuese su cama desde siempre.

La comodidad de la cama es importante, así, por norma general, a los perros de gran tamaño les encantan las camas amplias, mullidas y acolchadas. A los perros pequeños, además de una cama mullidita, les gustan los huecos recogidos, con forma de caseta o iglú en el que "refugiarse".

La facilidad para sacar la cama del hogar es un plus. Si tenemos que mudarnos o tienen que pasar un tiempo fuera de su casa, su cama les va a aportar mucha tranquilidad y ese plus de "antiestrés" al sentirse como en casa.

Elección de la cama

Existen miles de opciones en el mercado, pero no siempre es fácil dar con la cama ideal de nuestro perro. Podemos fijarnos en una serie de características para esa elección: el material, el tamaño, la forma y el grosor.

El material tendrá que ser confortable, sin muchas costuras o adornos molestos, suave y fácil de limpiar y lavar.

Si es un material antialérgico, mejor que mejor. La facilidad para limpiarlo, ventilarlo y lavarlo es fundamental, ya que evitarás la molesta aparición y acumulación de parasitos y pulgas. Recuerda limpiar la cama y ventilarla con regularidad.

Cuidado con la temperatura. Si el hogar es muy cálido, les encantará que el material de la zona de descanso sea lo más fresco posible y no le de mucho calor. Si es fría, el aporte extra de calor que proporcione el material les encantará.

Podemos incluso cambiar el material dependiendo de la estación, en verano más fresquito y en invierno más caluroso.

Perro sentado en cama cuadradaRevisa la parte de abajo de la cama tras horas de sueño, es posible que tenga condensación, se acumule y acabe mojando la cama y dando lugar a la aparición de parásitos. Elevar un poco la cama favorece la ventilación, como en nuestras camas, y evita esa condensación.

Una cama gruesa y no muy dura es, por norma general, su predilección. Actualmente existen materiales extra cómodos, como pueden ser los colchones memory foam y viscoelásticos. Los huesos y articulaciones de tu perro lo agradecerán.

El tamaño de la cama ha de ser adecuado al tamaño actual del perro, es lógico pensar en comprar una camita grande cuando es un cachorro para que le sirva cuando crezca, pero es un error.

Piensa que tu perro busca un espacio donde sentirse protegido y sobre todo un lugar seguro y no lo sienten así cuando en su cama podrían dormir 3 perros más. Es muy importante que no le sobre mucho espacio, que se sienta protegido y recogido.

Observa como duerme y si lo hace estirado, enrollado o semienrollado. Así sabrás la forma de la cama que necesita. Las camas redondas son ideales para los perros que duermen enrollados, las ovaladas para los que disfrutan en posición semienrrollados y las cuadradas para los que cambian de forma durante el sueño.

Un iglú o caseta también suele agradar a nuestros perros, sobre todo a los más pequeños o miedosos. Ese aporte extra de protección hace que duerman y descansen doblemente.

 


¿Las mascotas se contagian o propagan el coronavirus?

Nota de actualización del MIÉRCOLES, 18 de marzo 2020, a las 18:39h.: Los test de sangre del perro en cuarentena de Hong Kong dieron negativo.

Histeria por el coronavirus

Estos días de histeria por el coronavirus (COVID-19) y con las noticias del perrito pomerania de Hong Kong, supuestamente infectado, es normal que la gente se pregunte si las mascotas corren peligro o si son un peligro para los humanos.

Para no entrar en polémicas y no caer en bulos, hemos intentado bucear al centro de la noticia de la pomerania "infectada leve", lo que nos lleva al South China Morning Post.

En este medio, las autoridades de bienestar animal de Hong Kong señalaron a inicios de este mes de marzo que el perro mascota de un paciente de Covid-19 estaba infectado con el coronavirus, a pesar de que algunos expertos dicen que se necesitan más resultados de análisis de sangre para confirmar la primera transmisión de la enfermedad de humano a animal.

El pomerania supuestamente infactado con coronavirus. Fuente: Facebook
El pomerania supuestamente infectado con coronavirus. Fuente: Facebook

¿Que dicen los expertos?

Zhu Guoqiang, profesor de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Yangzhou, preguntó si la muestra de virus de Pomerania era de la misma cepa encontrada en humanos. "Esto solo se puede responder con análisis de sangre, así como con la secuenciación del genoma", dijo al Post.

Los medios de comunicación chinos citaron a Lu Yanli, profesor de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad Agrícola de China, que explicó: “Este es solo un caso individual. Es un nivel bajo de infección y no podemos distinguir si es el virus que entró en la nariz del perro o si es una infección única, lo que significa que el sistema inmunológico del perro ya puede haber matado el virus ", dijo Lu.

La profesora Vanessa Barrs de la City University, una de las expertas en salud animal que el departamento consultó, le dijo al Post que se necesitaban más resultados de análisis de sangre para confirmar el diagnóstico.

"Si el análisis de sangre para anticuerpos es positivo, significa que se confirma la infección de bajo nivel", dijo. "Si la prueba es negativa, significa que el perro no estaba infectado o que tenía una infección tan leve que no produjo anticuerpos".

Barrs instó al público a no entrar en pánico, ya que no había evidencia de que las personas pudieran ser infectadas por sus mascotas.

"El resultado positivo en el perro indica que la transmisión es probable de su hogar infectado en lugar de al revés".

Señaló que durante la epidemia del síndrome respiratorio agudo severo (Sars) de 2003, un puñado de perros y gatos dieron positivo para el virus, pero no enfermaron y no hubo evidencia de transmisión de animal a humano.

Entonces, ¿está realmente infectado con el nuevo coronavirus?

Que hayan encontrado restos del nuevo coronavirus en la boca y nariz del animal no significa que el perro esté infectado a nivel celular. Simplemente metió su hocico en zonas infectadas. En todo caso, ahora permanece en cuarentena en el Departamento de Agricultura, Pesca y Conservación para realizar más pruebas.

Un experto en enfermedades respiratorias cuestionó si el perro podría declararse infectado sin resultados de análisis de sangre para la confirmación final. El gobierno solo se sumó a la confusión el miércoles por la noche cuando emitió un comunicado sin aclarar ese detalle.

“Ha dado positivo y ha sido infectado, por lo que ahora el departamento lo pone en cuarentena en un centro. Se realizarán más pruebas y no se lanzarán hasta que las pruebas arrojen resultados negativos ", dijo la ministra de salud, Sophia Chan Siu-chee, durante una conferencia de prensa regular sobre la epidemia.

En su declaración posterior, el departamento dijo que se había consultado a expertos de la Universidad de Hong Kong, la Universidad de la Ciudad y la Organización Mundial de Sanidad Animal, y todos "acordaron por unanimidad que estos resultados sugieren que el perro tiene un bajo nivel de infección y es probablemente sea un caso de transmisión de humano a animal ".

Un portavoz destacó que todavía no había evidencia de que los animales de compañía pudieran ser una fuente de infección de Covid-19 o que pudieran enfermarse.

Gráfico de la OMS para evitar bulos y rumores.
Gráfico de la OMS para evitar bulos y rumores. Fuente: World Health Organization

Las mascotas ni se contagian ni propagan el nuevo coronavirus

El presidente de WSAVA (World Small Animal Veterinary Association), Dr. Shane Ryan, dijo: "Todavía hay mucho que no sabemos sobre 2019-CoV y, mientras que la prioridad es controlar el brote de la infección lo antes posible, nos preocupa el bienestar animal tras recibir informes de animales que han sido abandonados o sacrificados porque sus dueños temen que puedan portar el virus. No hay evidencia de que esto sea necesario e instamos a nuestros miembros a garantizar que los propietarios sigan nuestra orientación y mantener a ellos y a sus animales de compañía a salvo".

A día de hoy, las mascotas ni se contagian ni propagan el nuevo coronavirus. No hay ninguna evidencia de que las mascotas u otros animales domésticos puedan infectarse o ser una fuente de infección.

Como recomendación, podemos seguir las pautas explicadas por Carlos Rodríguez en su programa Como el perro y el gato en este enlace ¿Puede el virus del coronavirus infectar a los animales domésticos? en donde nos contesta a preguntas como ¿Qué se debe hacer con los animales en las zonas donde el virus es activo? o ¿Qué debo hacer si mi mascota u otro animal se enferma y estaba cerca de una persona con el nuevo coronavirus?, etc.


¿Son adecuados los disfraces para los perros?

¿Te encantan los disfraces y te encanta disfrazarte?, ¿Te gustaría que tu mascota se disfrazase contigo?

Finalmente has elaborado o has comprado un disfraz para ti y para tu mascota y hacéis un dúo perfecto! estás encantado con la idea, pero… ¿Has pensado en si tu mascota está cómoda, si tiene miedo, demasiado calor, etc.?

Te vamos a dar 6 claves a tener en cuenta si vas a disfrazar a tu perro.

  1. La primera es básica, si observas que al colocarle un simple accesorio como una diadema, un pañuelo atado al cuello o algo parecido, el perro baja la cabeza es que está asustado, intranquilo y ansioso. Aunque te parezca que está muy gracioso, puede estar pasando por un proceso de pánico. Déjalo tranquilo, para ti es una simple foto, para el una tortura.
  2. Si no observas nada de eso pero tu mascota intenta por todos los medios quitarse el disfraz o el accesorio o lo muerde, no se lo pongas, está incómodo.
  3. Si soporta los disfraces, intenta que sea de su talla. Elije un disfraz que no le apriete y que no tenga elementos que le producen rozaduras. Procura que no sea demasiado holgado para que no le arrastre, le impida caminar o pueda tropezar.
  4. Ojo con el calor! Un golpe de calor es muy peligroso. Elije tejidos suaves, delgados y que no produzcan demasiado calor.
  5. Algunas perros se comen lo que sea! Cuidado con los elementos el disfraz, los objetos y adornos pueden ser demasiado atractivos para una mascota voraz.
  6. Colorido, mucho cuidado con el color. Hay 10.000 disfraces mejores que disfrazar a tu perro de Hulk y pintarlo de verde. Algunos tintes o pinturas pueden ser altamente tóxicas.

Ante todo, sentido común. Lo prioritario es el bienestar de tu mascota. Podemos divertirnos sin que nuestra mascota sufra.


Consejos para fotografiar a tu mascota con cámara o móvil

Tu mascota es la más bonita del mundo y además tiene una personalidad única, pero, a la hora de fotografiarla, no acabas de plasmar toda su belleza, su carácter y de reflejar ese punto que la hace tan especial.

Estás de suerte, has llegado al lugar perfecto. De una vez por todas y de manera muy sencilla aprenderás unos trucos infalibles que te ayudarán a fotografiar a tu mascota de la forma que se merece:

  1. Cuidado con el fondo. Elije un fondo natural en la medida de lo posible. En interiores, evita los fondos con muebles, camas, mesas, etc. etc. Procura que no salgan en la foto elementos que distraigan la atención de tu mascota.
  2. Céntrate en los detalles. En ocasiones no es necesario que salga de cuerpo entero. Un buen detalle dice mucho de su personalidad. Prueba a sacar una foto de sus ojos, hocico y orejas, por ejemplo, y verás que resultado tan distinto.
  3. Enfoca a los ojos. Uno de los errores mas comunes es que los ojos de nuestras mascotas salen desenfocados. ERROR. Enfoca directamente a los ojos si lo que estás queriendo sacar es un retrato de tu mascota.
  4. Utiliza en la medida de lo posible, luz natural y nunca utilices flash, a no ser que seas fotógrafo o tengas conocimientos de fotografía.
  5. Si hace sol, que el sol quede a tu espalda o tendrás unos nada deseados contraluces.
  6. Paciencia, mucha paciencia. Tómate tu tiempo, no lo llames y atosigues. Muévete tú, acércate a el, busca un buen plano.
  7. Cambia el punto de vista: Ponte a su altura, agáchate, arrodíllate, súbete a algo, verás como la sesión es menos aburrida y los resultados satisfactorios.
  8. Hazte selfies con tu mascota o incluye a personas en la foto, suele dar muy buenos resultados.
  9. Inspírate, busca ideas. Instagram o Pinterest o alguna página de fotografía con este artículo de dzoom, están repletos de fotografías preciosas de mascotas.

Si tienes conocimientos de fotografía, además de lo anterior, utiliza estos consejos tanto en cámara como en móvil:

  1. Cuidado con la velocidad de obturación. Procura que sea alta. Nuestras mascotas se mueven rápido. En fotos de acción, conviene congelar ese movimiento para evitar que la foto salga movida, a no ser que sea buscado precisamente ese efecto de movimiento.
  2. En retratos, utiliza una gran apertura de diafragma para que la cara de tu mascota salga enfocada pero el fondo salga borroso (limita la profundidad de campo). Verás lo mucho que ganan tus retratos. (Tanto en móvil como en cámara el Modo Retrato puede ayudarte, aunque si conoces tu cámara, en el modo Manual tendrás el dominio absoluto).
  3. El rey de los objetivos, ni lo dudes. Un 50mm f/1.4 será tu mayor aliado. Olvida el zoom, no seas vago, muévete. Para retratar a tus mascotas o seres queridos es fundamental.

Propósitos de año nuevo con tu mascota

¿Ya has comenzado con los propósitos de año nuevo? Este año sí, te has marcado unos objetivos claros, te vas a cuidar más, vas a ir al gimnasio, vas a dejar de fumar, empezarás en clases de yoga, dedicarás más tiempo para ti, vas a ahorrar para ese viaje soñado... ¿Y tu mascota?, ¿Has pensado en ella?, ¿En un propósito para mejorar su bienestar?

Has de saber, que la mayoría de los propósitos de año nuevo que pienses para tu mascota, son beneficiosos para ti. Por ello, te propongo cinco propósitos de año nuevo que os cambiarán a ambos:

1. Pasea más y disfruta de más tiempo con tu mascota

Prolongar el tiempo de paseo alarga la vida de tu mascota y por supuesto, la tuya. Dar largos paseos, cambiar las rutas, jugar, saltar, correr juntos os hará más felices y estaréis realizando un ejercicio extra muy saludable y tremendamente enriquecedor.

¿Has pensado en hacer un viaje con tu mascota?  Tendrías que experimentarlo.

2. Dedica más tiempo a su salud

Alimentar y de vez en cuando bañar a nuestra mascota no es dedicar mucho tiempo a su higiene. No debemos olvidarnos de su higiene bucal y sus cepillados diarios. Otro de los aspectos a revisar con frecuencia son las uñas y los oídos.
Su salud interna también es muy importante, tener un buen control hará que evitemos que sufran enfermedades parasitarias o infecciosas.

En Canido veterinarios disponemos de servicio de peluquería y unos planes de salud para que tu mascota disfrute de revisiones completas y continuas.

No descuides su alimentación. La mejor salud preventiva es su alimentación.

3. Conoce a otras mascotas

Es muy importante que tu mascota socialice. Verás como es más feliz, disfruta más y su carácter se apacigua. Sal de paseo con amigos que tengan perros, deja que corran, jueguen y se conozcan (en un entorno seguro y controlado), verás como estará deseando volver a encontrarse con sus amigos para disfrutar.

4. Estimula su mente

Juega con él, establece juegos en los que el animal tenga que interactuar y utilizar su mente. Para un perro, prueba alguna actividad como el agility en la que ejercite cuerpo y mente. Hay un sinfín de ejercicios diseñados para estimular mentalmente a tu mascota.

En el mercado existen multitud de juegos de estimulación para tu mascota, desde los de búsqueda a los de resolución de problemas. Ten paciencia y enséñale cosas nuevas. Una salud mental y un buen aprendizaje son fundamentales para el bienestar de ambos.

5. Implícate en el respeto animal

Se ejemplo de educación y respeto hacia tu mascota. Transmitir esos valores son la mejor forma de luchar por el respeto animal. Si tienes hijos edúcalos en el amor y cariño hacia todos los seres vivos.

Plantéate realizar alguna acción social, como colaborar con una protectora de animales, apadrinar, acoger o incluso adoptar otra mascota, hacer alguna donación o participar en eventos solidarios, etc.
Si no dispones de tiempo, plantéate compartir en tus redes sociales y por WhatsApp esos eventos, asociaciones o casos de animales que necesitan ayuda. Compartir es la mejor forma de dar visibilidad y dar a conocer una necesidad.

Como propósito de año nuevo, no permitas que sufran maltrato o abandono. Denuncia. Llama inmediatamente a la policía local (092), a alguna protectora de animales de la zona o denuncia llamando al SEPRONA (062) o enviando un correo a seprona@guardiacivil.org.


Es bueno el atún en lata para los gatos?

Casi por instinto, cuando nos quedamos sin comida para nuestro gato, le abrimos una lata de atún. A ellos les encanta y a nosotros nos quita de un problema de manera rápida.

Pero ¿es realmente bueno darle una lata de atún a nuestro gato?

Es posible que hayas hecho la consulta alguna vez en internet y hayas pensado que es un veneno terrible, pero, no te asustes. Realmente, los gatos sí pueden comer atún, pero solo de forma esporádica. Nada va a pasar por ese día en que te has quedado sin comida y has decidido abrir una lata de atún. Si la lata es de salmón, en lugar de atún, mejor que mejor.

5 motivos por los que debemos evitar dar a nuestro gato atún en lata

  1. La lata de atún contiene altos niveles de mercurio y de sodio. En grandes cantidades puede ser un veneno para tu gato y en pequeñas cantidades pueden provocarle problemas digestivos. Ya en 1973, en este estudio se habían observado cambios neurológicos en gatos después de una dieta a largo plazo de atún contaminado con mercurio.
  1. Las latas suelen contener Bisfenol A (BPA), este producto químico industrial está siendo estudiado, pero las últimas investigaciones han demostrado que el BPA puede filtrarse en los alimentos o las bebidas de los envases. Evita el uso de latas o busca aquellas que indiquen en la etiqueta que están libres de BPA. En Europa se permite en envases que van a contener alimentos salvo en la fabricación de biberones y botellas dedicadas a la alimentación infantil. Evita este tipo de envases en gatos, especialmente los pequeños y recién nacidos por su tamaño y constitución.
  2. Las latas de atún aportan demasiada grasa y sal para el gato. En la medida de lo posible, procura que la lata sea "al natural" en lugar de "en aceite". Si es en aceite, escurre la totalidad del aceite.
  3. El atún en lata durante el proceso de limpieza y preparación pierde gran parte del hierro, calcio y vitaminas que contiene. Por eso, el uso continuado no aporta los nutrientes necesarios para la salud del minino.

Definitivamente el atún enlatado no es lo más recomendable, sin embargo, una lata, o un poco de atún mezclado de forma esporádica no va a desencadenar en un problema para la salud del gato. Es evidente que una dieta basada regularmente en latas de atún es perjudicial para el gato, recuerda, la base de una buena alimentación pasa por una dieta equilibrada.