La flor de Pascua, flor de Navidad o poinsetia (nombre científico: Euphorbia pulcherrima) es un arbusto de hoja perenne de hojas rojas muy llamativas.

gato con flor de pascua

Es una planta muy popular como elemento decorativo en las fiestas navideñas, precisamente por sus colores rojos y verdes. Aunque el rojo es el color habitual de las hojas, pueden ser de otros muchos colores. La parte roja de la planta son brácteas, un tipo de hoja especial que protege las flores y atrae insectos polinizadores.

La toxicidad de la flor de Pascua deriva de las sustancias químicas que posee su savia lechosa. Pero tranquilos, no es mortal. La flor de Pascua puede ocasionar varios síntomas en el perro siendo los más comunes: vómitos, diarreas, dificultad para tragar (disfagia), inflamaciones bucales en lengua, garganta o faringe. En algunos casos, si ha ingerido gran cantidad o la totalidad de la planta, a los síntomas señalados anteriormente, añadimos fatiga, temblores, hipersalivación, y en casos aislados, pueden desarrollar un cuadro nervioso que finalice en temblores, delirios e incluso el coma.

En gatos no es frecuente un cuadro de toxicidad severo, pero, en caso de ingerir la planta, sufrirá irritación en la boca y el estómago. Es frecuente la hipersalivación y puede derivar en vómitos o diarrea.

También existe un riesgo de irritación por contacto ocular y/o cutáneo, tanto para perros como para gatos. En la piel puede aparecer una pequeña dermatitis, pero en los ojos es más molesta. Es habitual un lagrimeo constante, conjuntivitis, queratitis y en ocasiones úlceras en la córnea. Procura aliviarle esa irritación ya que intentará rascarse y provocará que se haga todavía más daño.

¿Que hago si descubro que se ha zampado parte o la totalidad de la planta?

Lo realmente eficaz es siempre contactar con un veterinario que revise el estado de la mascota y nos paute un tratamiento o unas recomendaciones a seguir. Evita las recomendaciones de internet, ya que muchas pueden ser fatales para tu animal sin una supervisión previa (hacer vomitar, administrarle carbón activo o gluconato sódico, etc.). En ocasiones es necesario provocar el vómito y en otras precisamente evitar el vómito, de ahí la importancia de una supervisión veterinaria.

En caso de contacto ocular, conviene lavar abundantemente el ojo con suero fisiológico y acudir al veterinario. No administrar en ningún caso un colirio.

Si presenta una irritación cutánea, puedes lavar la zona con jabón neutro y abundante agua templada antes de acudir al veterinario.

Recuerda: si tu mascota es propensa a tragar todo tipo de plantas, prescinde de la flor de Pascua en el hogar, le evitarás pasar un mal trago y no te arruinará la Navidad. Pra que no te lleves sorpresas desagradables, consulta estos 6 alimentos navideños tóxicos para nuestras mascotas y pasa unas muy Felices Fiestas.

Perro con flor de Pascua

 

 

 

 


Artículos similares

Privacy Preference Center