Perro mayor

La longevidad en los perros

Un tema que todos los que tenemos perros hemos tratado, seguramente, es el de la longevidad de nuestros peludos.
Todos conocemos datos, más o menos ciertos, sobre este tema.
Que si un año humano son siete años de perro, que si los perros de razas grandes tienen menos esperanza de vida que los pequeños...

¿Qué hay de cierto en esto?

Determinar la esperanza de vida de un perro es un tema muy complejo.
Cada raza tiene sus propias características, y aún así, cada animal dentro de la misma raza cuenta con las suyas propias.
Lo que sí sabemos a ciencia cierta es que el cruce sin control sobre razas denominadas puras puede causar numerosas patologías hereditarias.
Los perros mestizos cuentan con una gran variedad genética que no los predispone a patologías que se transmiten de generación en generación.

Perro pekinés mayor

Por otro lado, el mito de que un año humano equivale a siete años caninos no es cierto.
La raza, el mestizaje, el entorno en el que viven, el cuidado proporcionado, su condición genética… La longevidad de los perros depende de multitud de factores, por lo tanto, resumirlos con la afirmación “Un año humano son siete años caninos” es completamente inexacto y muy poco preciso.

Lo que sí es cierto es que, por norma general, las razas pequeñas tienen una esperanza de vida mayor que las grandes, y las razas medianas cuenta con una esperanza de vida, también en términos generales, intermedia a la de las razas pequeñas y grandes.

De todas formas y a pesar de esto, recordamos que la raza es solo uno de los múltiples factores que intervienen en la longevidad de nuestro perro.

El cuidado responsable, el cariño, la interacción con los que convive… Son factores también muy importantes.
Así que, probablemente, la mejor opción (y la más satisfactoria para ellos y para nosotros) es la de cuidarlos y disfrutarlos cada día.


Bulldog francés comiendo sandía

Fruta y verdura para tu perro

Los aportes calóricos adicionales que obtienen nuestros peludos a lo largo del día, muchas veces en forma de golosinas o premios, pueden causar problemas de salud o sobrepeso si no conseguimos dar con la cantidad o el alimento adecuado.
Desde Grupo Canido Veterinarios os traemos un puñado de ideas que, esperamos, os sirvan a la hora de premiar a vuestros amigos.

dando fruta al perro¿Qué debemos buscar en los snacks?

En general, sería estupendo que este tipo de alimento no cuente con demasiada cantidad de cereal, azúcares o ingredientes artificiales. Lógicamente esta sería la tendencia, pero al igual que con nuestra propia alimentación, lo ideal es buscar el equilibrio.
En esta publicación nos centraremos en ofrecer algunas ideas de golosinas a base de frutas y verduras.

Frutas.

Ricas en antioxidantes (que contribuyen al buen estado celular y del sistema inmune) y en fibra (que previene el estreñimiento y ayuda al buen funcionamiento del sistema digestivo), determinados tipos de fruta pueden ser saludables como premio para nuestro perro.
Manzana, pera, arándano, fresa, albaricoque, melocotón, níspero, sandía o melón, son unas cuantas buenas opciones que encontramos fácilmente en nuestro supermercado.
¿Qué frutas es recomendable evitar? Uvas, pasas y grosellas pueden causar indigestión y fallos renales. El aguacate contiene pepsina, un componente tóxico para los perros.

perro comiendo manzanaVerduras.

La gran cantidad de vitaminas, antioxidantes, fibra y betacarotenos presentes en las verduras hacen de muchas de ellas un snack estupendo.
Espinaca, zanahoria, calabaza, pepino, brócoli o lechuga, son unos cuantos ejemplos de verduras que pueden comer.
¿Qué verduras es conveniente evitar? Cebolla, tomate, setas u otros tipos de hongos silvestres. Resultan tóxicas para nuestros peludos y pueden provocarles graves problemas de salud.

¿Y las cantidades?

Es recomendable que entre el 15% y el 20% de la dieta de nuestros amigos se componga de este tipo de alimentos (frutas y verduras), y lo ideal sería no sobrepasar esos porcentajes.
Las piezas de fruta y verdura deben ir siempre lavadas y troceadas. Debemos SIEMPRE retirar el hueso de aquellas frutas que lo tengan, así como las pepitas en la medida de lo posible.

perro comendo zanahoria


jugando con perro en la nieve

¿A la nieve con tu perro?

Realmente aquí, en Ferrolterra y alrededores, no estamos tan acostumbrados a la nieve, la costa suaviza y prácticamente imposibilita la entrada de nieve. Pero muchos de vosotros os acercáis a puntos más altos y alejados de la costa para disfrutar de la maravilla de los paisajes nevados.

Siempre con seguridad y tomando las precauciones necesarias, ¡jugar con tu perro en la nieve puede ser divertido para ambos! Así que, adelántate y toma ciertas precauciones.

jugando con perro en la nieve

Estos consejos van a ser de gran utilidad:

Te vamos a dejar unos consejos que te vendrán de maravilla si decides llevar a tus perros a disfrutar y/o conocer la nieve, ya que nuestro perro necesita tanta preparación como nosotros para disfrutar de una nevada con seguridad, para ello es crucial tomar precauciones para mantenerlo abrigado y a salvo.

  • Protégele las patas. Es cierto que ciertas razas tienen patas que tienden a estar mejor equipadas para la nieve, pero muchas otras no. Los huskies, samoyedos..., tienen almohadillas gruesas, pelo denso y áspero en las patas que los protege del hielo, pero la mayoría de los perros no están preparados para la nieve. No le permitas que pase demasiado tiempo con las patas en la nieve.
  • Atentos el hielo. Igual que los humanos, los perros pueden resbalarse y romperse los huesos fácilmente, ten mucho cuidado con las zonas heladas mientras camina, y aunque parezca divertido es potencialmente muy peligroso.
  • No permitas que pase frío. Vas muy equipado cuando vas de visita a la nieve y eres capaz de pasar una jornada larga. Recuerda que, al igual que las personas, los perros también pueden contraer hipotermia. Si es un perro de pelaje corto o ha pasado por la peluquería, si es muy delgado, o de raza pequeña o tiene una edad elevada, vigila mucho el tiempo y la temperatura a la que va a estar expuesto el perro.
  • La nieve le encanta, pero no es un alimento. A tu perro le encantará morder la nieve, pero esta divertida actividad podría ser peligrosa o incluso mortal para él. Alimentarlo con grandes cantidades también puede reducir drásticamente la temperatura central de su perro y desencadenar hipotermia. Además, puede intoxicarse por sustancias químicas perjudiciales que se han quedado en el suelo y se han mezclado con aguanieve.
  • No lo dejes solo. Los perros pueden perder el olfato durante el clima frío, no dejes que vaya sin correa en la nieve fuera de un área segura y cercada. Si se escapa, es posible que no pueda encontrar el camino de regreso.

Perros en la nieve¿En resumen?

  • Evítale una visita larga si es un perro con riesgos (muy mayor, delgado, de pelo corto o recién cortado, enfermo...).
  • Usa abrigos y botines para mantenerlo abrigado.
  • Mantén sus patas lo más secas posibles.
  • Revisa que no le queda nieve entre las patas. Límpialas con cuidado y a fondo, utiliza para ello agua tibia y toallas limpias y secas.
  • Llévalo a un lugar controlado y cercado o con la correa durante todo el tiempo.
Tirando nieve por encima al perro
Cuidado con la nieve, no es un juguete!

 


Día internacional de cancer de mama

La gravedad del cáncer de Mama en perras y gatas

Cada 19 de octubre se celebra en el mundo el Día Internacional del Cáncer de Mama, con tal motivo, se busca sensibilizar y concienciar a las personas de todo el mundo sobre la importancia de realizarse un examen de mamas con regularidad con la finalidad de detectar cualquier signo o anomalía. Lo mismo para nuestras mascotas.

Es importante conocer las cifras del Cáncer de Mama para darnos cuenta del alcance de esta enfermedad en perras y gatas.

Según la VSSO (Sociedad Veterinaria de Oncología Quirúrgica), los tumores en gatas representan el 17% de tumor más común, siendo el 90% de ellos, malignos.

Los tumores mamarios son el tercer tumor más común en gatos y representan el 17% de todos los tumores en gatas.
Predisposición de raza: gatos doméstico de pelo corto y siamés.
Edad media 10-12 años (rango, 9 meses a 23 años).
Los gatos siameses se asocian con tumores mamarios a una edad más temprana y con una mayor tasa de invasión linfática.

Los tumores mamarios en gatos suelen ser malignos (85% -93%).
El 80% de los tumores mamarios felinos son adenocarcicomas con los subtipos tubular, papilar, sólido y cribiforme más comunes.
80% tiene metástasis en el momento de la eutanasia.
Sitios metastásicos: ganglios linfáticos, pulmones, pleura, hígado, diafragma, glándulas suprarrenales, huesos y riñones.
La metástasis esquelética es más común en las extremidades distales que en la proximidad del codo o la rodilla como en los perros.

En las perras se dispara más la aparición de tumores, representa el 42% de tumor más común, de los cuales, más de la mitad, el 52% son malignos. 

Los tumores mamarios son el tumor más común en las perras y representan el 42% de todos los tumores y el 82% de los tumores reproductivos.
Edad media 6-10 años y rara <4 años
Predisposición de raza: Pointer, el Setter irlandés, el Spaniel bretón, así como el springer Spaniel inglés, el Labrador retriever, Mastín de los pirineos, el Samoyedo, el Airedale terrier, el Caniche toy y caniche miniatura, el perro salchicha y el Keeshond.
Los tumores mamarios en perros machos suelen ser malignos.
Los tumores mamarios múltiples son comunes: 672 hembras Beagles enteras seguidas durante toda su vida, con un 71% con al menos 1 tumor mamario y un 61% con> 1 tumor mamario.

Bulldog francés con cancer de mama

Recomendaciones

Desde Canido Veterinarios no nos cansamos de repetir que el mejor tratamiento es la prevención. Siempre.

Nuestra recomendación es clara. En cachorras (y cachorros) castrar en su primer año de vida, ya que se reduce bruscamente la posibilidad de apariciones de cáncer de mama u otro tipo.

En caso de no estar castrada, en Canido Veterinarios, a cada perra o gata que acude a revisión rutinaria o a vacunarse, realizamos unos controles rutinarios de palpación y observación de glándulas mamarias.

¿Cómo podemos detectar tumores?

La forma más sencilla de detectar cáncer de mama es la palpación de todas las mamas. La aparición de algún bulto extraño, secreción o herida en una o varias mamas, por insignificante que sea, debemos consultarlo al veterinario a la mayor brevedad posible. El tiempo es fundamental para evitar una metástasis.

En ocasiones, la apatía, falta de energía y apetito o una respiración anormal puede ser un indicativo, aunque no notemos bultos extraños.

Tratamiento

Sí se ha detectado alguna anomalía en las glándulas mamarias es fundamental hacer las oportunas pruebas. Por normal general, un análisis de sangre, una biopsia y radiografía nos darán las claves exactas de la gravedad del tumor.

Detectado el tipo de tumor y gravedad, el veterinario toma las decisiones oportunas que, generalmente, suelen derivar en la combinación de cirugía, lo menos invasiva posible combinada con quimioterapia.

Recuerda, el mejor tratamiento es la prevención.


El estrés en los perros

Una gran cantidad de perros hoy en día viven con ciertos grados de estrés.

Malas situaciones y tensiones dentro de su entorno, malas experiencias con otros perros, malos paseos o paseos insuficientes… Todas estas cosas, y muchas más, pueden hacer de nuestro perro un animal con niveles más o menos altos de estrés.

La tenencia responsable de un animal implica también cuidar de esta parte de su salud, y desde Grupo Canidos Veterinarios os dejamos 3 sencillas pautas que os pueden dar alguna idea a la hora de mejorar la calidad de la convivencia y la tranquilidad de vuestro perro.

Un entorno saludable

Por supuesto, que el animal sea feliz dentro su propio hogar y se sienta integrado y no apartado en un rincón es lo más importante para garantizar su estabilidad anímica.

A nuestros animales les encanta tener la posibilidad de jugar y descansar con nosotros, pues desde el momento en el cual decidimos traerlo a casa, es parte de la familia.

El paseo

Siempre lo decimos: piensa si cuando sacas de paseo a tu perro sales a pasear tú o el perro. Este detalle es importante, pues el animal debe sentirse libre para pararse, moverse (dentro de unos límites seguros), no sentir tirones en la correa justificados por la prisa de su dueño… El paseo es para ellos, es estupendo que el perro camine a tu lado, pero también necesita este tipo de paseos en los que el animal puede sentir cierta autonomía (aunque vaya con la correa, puede ir muy floja) para así poder pararse a oler el tiempo que necesite. Este punto, el poder detenerse a oler el tiempo que necesite, es uno de los mayores reductores de estrés para nuestro perro. Y es generalmente el momento que más dueños suelen “cortar” al tirar de la correa impacientes.

oliendoSalir de lo cotidiano

Esta es probablemente la pauta más complicada para algunas personas, debido al tipo de vida, pero siempre en la medida en la que nos sea posible podemos plantear alguna salida a un lugar tranquilo con nuestro perro. Tendrá la oportunidad de relacionarse en otro entorno (una playa, una zona de campo…) y quizá también con otras personas y perros.

Esta es una opción fabulosa para todos los perros, pero sobre todo para aquellos que tienen su residencia en una zona ruidosa o en una ciudad… Animales que se encuentran en su día a día con todos los estímulos de una ciudad (semáforos, coches, ruidos…), cambiar por unas horas esos estímulos por otros es para ellos un gran beneficio… Y para nosotros también.

 


perro entrena

Aprende, entrena y disfruta

Dedícale tiempo al animal con el que convives. Aprende, entrena y disfruta.

Generalizando, los seres humanos queremos tener una buena relación con nuestros animales; pero pocas veces decidimos aprender sobre cómo mejorar la relación y solucionar los posibles problemas.

Desde Grupo Canido Veterinario creemos que las tres pautas anteriores (aprende, entrena y disfruta) son tres pilares clave en la relación con el animal con el que convivas.

APRENDE: Aprender no es únicamente escuchar los consejos o historias de amigos y conocidos con sus animales. Pues cada persona es un mundo, así como también lo es cada animal y cada situación.

Hoy en día tenemos a nuestra disposición y de manera sencilla multitud de información veraz que nos proporcionan profesionales cualificados.

A través de internet (observando siempre la veracidad de lo que leemos), a través de libros, podcast, o hablando directamente con profesionales cualificados.

persona leyendo libro de perros

ENTRENA: Si no pones en práctica lo que dices, si no lo entrenas, no lo consigues. De la misma manera, por muy buenas que sean las intenciones con tu animal, si no las pones en práctica, os quedaréis ambos sin poder disfrutar de los resultados. Trata de entrenar, con mucha paciencia, lo que hayas aprendido anteriormente.

Mujer enseñando a perro

DISFRUTA: Las dos fases anteriores deberían incluir este término, el disfrute. Las personas con animales a su alrededor deberían ser capaces de disfrutar aprendiendo a relacionarse con ellos y entrenando lo aprendido.

Sitúate a la altura de tu animal, en el suelo o donde quieras, y dedícale tiempo de calidad. Ellos se relacionarán mejor con nosotros si se sienten seguros y si les dedicamos tiempo.

Abrazando al perro


persona riñendo al perro por destrozos en la casa

Enfadarme con mi perro

Llegas a casa y hay un pis en la cocina, o un arañazo en la puerta, o una almohada, alfombra o cojín roto… ¿Qué hacer, pero sobre todo, qué NO hacer cuando nos encontramos ante este tipo de situaciones en la conducta de nuestro perro?

Lo primero que debemos saber es que los perros aprenden por asociación. ¿Qué quiere decir esto?

Que si le riñes cuando llegas a casa y la almohada la ha roto tiempo atrás, el animal no entenderá absolutamente nada.

Y cuando decimos absolutamente nada, es eso.

Verás que el animal se pone en posición de sumisión, que agacha la cabeza y desvía la mirada… Y es en esos momentos cuando el dueño aprovecha para decir: “¡Mira qué bien me ha entendido! ¡Mira cómo sabe perfectamente lo que ha hecho!”.

No… De nuevo tenemos que decirte que esa frase que la mayoría de nosotros hemos pronunciado alguna vez no es cierta, en absoluto.

El animal, lo único que entiende, es que te estás enfadando con él. Pero no entiende el PORQUÉ.

Y como lo único que entiende es que te estás enfadando, reacciona enviando señales de calma y sumisión, para mitigar tu enfado. Pero, insistimos, no entiende el porqué del enfado. Solamente te ve a ti enfadado. Lo cual es algo difícil también para él, porque el perro intenta constantemente hacerse entender contigo, y en ese momento no lo está consiguiendo, de ahí que enviarte señales de calma y sumisión sea la única forma que tiene para tratar de terminar el conflicto.

perro con objetos destrozados durante nuestra ausenciaLo que nosotros debemos saber:

Cuando reñimos a un animal pasado un tiempo desde que sucedieron los hechos que nos han molestado, debemos ser plenamente conscientes de que el animal no está aceptando su culpa ni aprendiendo en absoluto de la situación, no porque no quiera, si no porque no lo entiende.

¿Es probable que, en algunas ocasiones y tras riñas de este tipo, el animal deje de hacer eso por lo que se le riñe? Es posible, pero debemos tener muy claro que, en estos casos, esos animales dejan de hacer lo que hacen movidos por el miedo o por su intención de no generar conflictos, no porque hayan entendido nada.

Entonces, ahora que sabemos esto… ¿Qué podemos hacer?

Lo primero que debemos sabes es que, como seres sociales, tanto perros como humanos utilizamos el enfado para mostrar nuestro desacuerdo ante determinadas situaciones. Pero debemos tener muy claro que, tanto en un grupo de humanos como en un grupo de animales, como en uno mixto, el enfado no es la base de la educación para el buen funcionamiento del grupo.

Nuestro perro se esfuerza, cada día, por saber lo que queremos de él, pues desea nuestro cariño, y eso nos hace plantearnos que debemos de ser justos a la hora de relacionarnos con él. Nuestras formas de comunicación son completamente distintas. Partiendo de ahí, una educación basada en el cariño, en el entendimiento, en correcciones puntuales y al momento, sin intimidar al animal, y en el refuerzo positivo, nos ayudarán a poder relacionarnos con él de la mejor manera.

Perro avergonzado

En el blog hay varios post en los que diferentes expertos nos enseñan cómo convivir de la manera más saludable con nuestro perro, y también puedes pedir ayuda externa (veterinarios y educadores) ante situaciones que te sobrepasen.


Conjuntivitis, irritación ocular, verano y coronavirus

Este verano estamos teniendo un incremento, con respecto a años anteriores, de perros con irritación ocular y conjuntivitis. La causa es clara, poca lluvia y mucho sol que generan sequedad en el ambiente y más partículas en suspensión. Aunque, por el alarmante aumento de casos este año, no descartamos que uno de los factores de este incremento se deba, sobre todo en el caso de perros en ciudades, a la limpieza y desinfección de las calles.

La conjuntivitis se produce por la inflamación de la conjuntiva, la membrana transparente que rodea el ojo y lo protege. Cuando los vasos sanguíneos de la conjuntiva se inflaman es cuando se observa el ojo enrojecido y/o aumento de legaña e incluso legañas espesas de color blanco, amarillo o verdoso.

Es evidente que en el verano los casos de ojos secos se disparan ya que el calor produce la evaporación de la lágrima. Es precisamente la falta de lágrima la que produce picor y ardor a nuestros perros, que terminan por rascar la zona del ojo, llegando a producir en casos más severos graves daños en la córnea e incluso oculares.

Una vigilancia continua al color del ojo, las mucosas y las legañas es suficiente para detectar una conjuntivitis. En perros adultos la cantidad de lágrima es menor, así que, tendremos especial cuidado.

En perros braquicéfalos es recomendable un control exhaustivo ya que son muy comunes las complicaciones oftalmológicas en las razas de este tipo. Dentro de los braquicéfalos hay alrededor de 300 razas de perro y las más comunes son bóxer, bulldog francés, bulldog inglés, pekinés, carlino, lhasa apso, shar pei, shih tzu, staffordshire, bull terrier, boston terrier, entre otros.

Las conjuntivitis no se contagian de perros a humanos o viceversa.

Los síntomas más frecuentes de que nuestro perro puede padecer conjuntivitis o una irritación ocular son enrojecimiento, lagrimeo excesivo, inflamación, picor y secreciones.

Recomendaciones:

  • Evita sacarlo a la calle en días muy soleados y en las horas de mayor radiación (entre las 10:00 y las 17:00). Espera al atardecer y a la mañana para esos paseos más largos.
  • Presta especial atención a los ojos de tu perro en los paseos por las calles y parques recién desinfectados.
  • Si vas al campo o a la playa, mantén a tu perro la mayor cantidad de tiempo posible a la sombra.
  • El exceso de pelaje alrededor de los ojos es un buen lugar para el polvo y las bacterias. Recorta o mantén el pelo lejos de sus ojos.
  • Limpia con regularidad las legañas del perro. Un paño humedecido en agua es suficiente aunque lo ideal es utilizar una pequeña gasa con suero fisiológico. Esto es conveniente hacerlo durante toda la vida del perro. Evitarás así la proliferación de bacterias y hongos tan perjudiciales para los ojos del perro.
  • Es importante que acudas con tu perro al veterinario para que realice un exploración ocular, compruebe el estado de los ojos y determine el tratamiento o recomendaciones adecuadas.
  • Pídenos consejo para mantener fresco e hidratado el ojo de tu perro. El uso de colirios, jabones, agua oxigenada, etc. por cuenta propia puede acarrear graves problemas oculares e incluso terminar en pérdida de visión y ceguera.
  • Ten mayor cuidado en el caso de los braquicéfalos. Es recomendable hacer un control oftalmológico preventivo.
  • No fumes en la misma estancia que tus animales. El humo del tabaco es muy perjudicial.

mascota obesidad

Obesidad y ejercicio de las mascotas

A la hora de saber si nuestra mascota está o no en su peso adecuado y si realiza un ejercicio acorde a sus necesidades, debemos hacernos las siguientes preguntas:

  • ¿Tiene mi mascota un peso adecuado?
  • ¿Cuál es la mejor manera para que mi mascota gane/pierda peso?
  • ¿Cómo puedo ayudar a mi mascota a ser más activa?
  • ¿Qué tipo de actividad física le viene bien?
  • ¿Puede el cambio de peso significar un problema de salud?

Pídenos cita hoy mismo y te ayudaremos a resolver todas estas dudas y a conseguir que tu mascota lleve un adecuado estilo de vida.


Otodectes o ácaro de los oídos, observada en Canido Veterinarios

Octodectes, el ácaro de la sarna del oído

El ácaro Otodectes cynotis, es el responsable de la peligrosa sarna del oído. El Otodectes se localiza en el conducto auditivo externo y en más de la mitad de los casos provoca una desagradable otitis, sobre todo en los gatos.

Su ciclo biológico es de 21 días. En estos días se multiplica rápidamente, por lo que es común encontrar en los oídos de nuestros gatos y perros afectados ácaros adultos, pequeños e incluso huevos.

Es importante saber que es una enfermedad muy contagiosa entre los felinos y que, sobre todo, en gatos callejeros es muy común ya que más del 90 % de las otitis en gatos se deben a este ácaro.

Pero podemos estar tranquilos, no es una zoonosis, no existe riesgo ni se contagia a humanos.

Como podemos observar en el video, hemos recogido muestras a un gatito mediante un hisopo de las secreciones y después de observarlas al microscopio hemos identificado un ácaro adulto.

 

¿Qué síntomas tiene nuestro gato?

Lo más habitual es que nuestro animal sienta un picor fuerte por ello, es frecuente que nuestros animales afectados están rascándose la oreja y sacudiendo la cabeza.

El Otodectes cynotis genera una secreción (saliva) en el interior del oído de color oscura que recuerda al café molido. Si observamos este tipo de cerumen oscuro, es importante descartar la infestación por ácaro, ya que, en periodos de tiempo prolongados, puede acarrear en una otitis, trasladarse a la cabeza y el cuello provocando heridas y en situaciones más graves, extenderse por todo el cuerpo.

¿Existe alguna prevención?

La mejor prevención es una revisión periódica. Si nuestro gato tiene acceso a la calle y /o se mezcla con otros felinos, sobre todo callejeros, tiene muchas posibilidades de infectarse.

¿Hay tratamiento?

En el mercado existen antiparasitarios, pomadas eficaces e inyecciones subcutáneas contra el ácaro Otodectes. Además, conviene hacer limpiezas de las orejas y lavados del oído para atajar el problema.

Siguiendo las directrices de un veterinario y el tratamiento impuesto, en 4 o 5 semanas, aproximadamente, podemos eliminar por completo todos los ácaros del oído de nuestro gato.

Recuerda

Si tienes un animal con sarna otodéctica recuerda que es altamente contagiosa. Revisa al resto de animales de la casa, es posible que estén contagiados.

Si encuentras a un animal en la calle y decides acogerlo o quedártelo, revísale las orejas y en la medida de lo posible, sobre todo si tienes más animales en casa, llévalo al veterinario a que haga una revisión rutinaria completa para descartar un posible caso de ácaros.