gato sano

Cómo detectar el dolor en gatos

En ocasiones es difícil para el propietario saber si su gato tiene dolor. El dolor en gatos no se manifiesta de manera evidente, pero mandan señales que debemos saber reconocer:

  1. Cambio de carácter. Los animales sociables intentarán huir mientras que lo más ariscos reaccionaran de una manera muy agresiva
  2. Postura. El animal tiende a proteger la zona dolorida. Normalmente evitan que los movamos, presentaran los ojos semicerrados, orejas hacia atrás…
  3. Abandono de aseo. El animal deja de asearse. En ocasiones puede parecer que se asea pero simplemente está lamiendo la zona dolorida, generalmente con demasiada frecuencia en una zona en concreto, dejando el resto del cuerpo sin aseo.
  4. Dejar de comer. Reducción de consumo de comida y agua hasta el punto de dejar de comer por completo.

El laboratorio Steagall, conformado por un equipo de veterinarios de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Université de Montréal, ha desarrollado la Feline Grimace Scale. Unas pautas e indicativos faciales para detectar síntomas de dolor en nuestros gatos.

Escala de dolor
© Université de Montréal. https://www.umontreal.ca/

La Feline Grimace Scale fue desarrollada usando videos de gatos con dueño, con y sin dolor, que se atendieron en el Hospital Veterinario Docente (CHUV – Centre hospitalier universitaire vétérinaire) de la Facultad de Medicina Veterinaria, Université de Montréal.


gato gordo

Obesidad en gatos

La obesidad en los gatos no es una característica ES UNA ENFERMEDAD!!!!  (el famoso gato Garfield estaba muy enfermo) hasta un 52% de los gatos tienen sobrepeso o son obesos.

Un sobrepreso puede generar patologías asociadas como cistitis idiopáticas, osteoartrosis, diabetes mellitus, lipidosis hepática, alteraciones respiratorias...

Si crees que tu gato tiene sobrepeso te daremos pautas y te ayudaremos a cambiar el estilo de vida de tu mascota.

Las causas más comunes de que tu gato tenga sobrepeso son:

  • Poca actividad (sedentarismo). Juega con tu gato o haz que realice actividad física.
  • Sobrealimentación.
  • Mala alimentación o alimentación inadecuada.
  • Esterilización.
  • Genética.
  • Desequilibrios hormonales.
  • Fármacos.


Dolor crónico en gatos (osteoartritis)

¿Sabías que alrededor del 90% de los gatos mayores de 7 años pueden tener artrosis?

La osteoartritis en gatos es una enfermedad muy frecuente pero muy poco diagnosticada, porque a diferencia de los perros la artrosis en gatos no produce cojera.

Los signos que pueden manifestar son los cambios en el comportamiento o en sus rutinas, como por ejemplo: dejar de jugar, no subir a las alturas donde antes si subía, o pensar pensárselo bien antes de subir. También les puede molestar que los cojas en brazos o que les acaricies.

Es una patología crónica, progresiva y muy dolorosa, por eso es tan importante realizar chequeos geriátricos con radiografías para poder detectar la enfermedad.

Gato mayor con dolencias


Plantas tóxicas para gatos

Un breve y directo resumen de las plantas tóxicas para tus gatos con enlaces a la wikipedia para conocerlas:

Lirios, todas las especies del género Lilum, lirios verdaderos, y las del género Hemerocallis, o lirios de día Todas las partes del lirio son tóxicas, la ingesta de cualquier parte de la planta puede provocar un fallo renal agudo y  la muerte de la mascota.

Lirio
Lirio

Es peligroso incluso que laman o coman el polen o beban el agua de jarrón!!!

Otras plantas muy comunes y toxicas, Calas, Flor de pascua, Acebo, Poto, Costilla de Adán ( muy de moda últimamente)

Nuestros gatos pueden llegar a comer o mordisquear las plantas por aburrimiento o por curiosidad, pero también debido a un comportamiento heredado de sus ancestros.

gato mirando planta


El ronroneo en los gatos

El ronroneo, ese sonido tan adorable como característico dibuja en los amantes de los gatos una sonrisa en la cara en cuanto lo presencian.

Pero… ¿De dónde viene el ronroneo?

Las últimas investigaciones nos dicen que probablemente su origen se encuentre en los músculos de la laringe. No obstante existen diferentes teorías que buscan la explicación a este fenómeno con diferentes resultados.

Gatito ronroneando¿Por qué ronronean los gatos?

Generalmente utilizan este sonido cuando se sienten bien. Esto nos lleva a pensar que el ronroneo es una manera de expresar bienestar, pero… ¿sabías que utilizan también el ronroneo en situaciones que no tienen nada que ver con el bienestar?

Así es, los gatos también pueden ronronear en momentos más incómodos, como por ejemplo las gatas durante el trabajo del parto.

Los gatitos comienzan a ser capaces de ronronear a partir de los dos días de vida y sus madres emiten el mismo sonido para indicarles su presencia e inducirlos así a la calma y al alimento.

También se ha comprobado que los gatos utilizan esta señal para indicarle a otro felino o individuo que no supone ninguna amenaza.

Pueden ronronear incluso estando enfermos o en los momentos previos a su muerte, por lo que se cree que el ronroneo cumple también una función importante a la hora de regular el dolor o el estrés.

gatito ronroneaLas últimas investigaciones nos hablan también de la posibilidad del ronroneo con fines terapéuticos gracias a la frecuencia que tiene este sonido. Se estudia si es posible que los gatos produzcan el ronroneo para mantener su densidad ósea y el estado de sus tendones y músculos en condiciones óptimas, como contrapunto a las amplias horas de descanso e inmovilidad.

Aunque es solamente una posibilidad, numerosos estudios como este, nos lanzan enfoques diferentes sobre este sonido.

Como podemos ver, la finalidad del ronroneo es muy variada. Pueden utilizarlo para transmitir bienestar, para regular las sensaciones dolorosas, para comunicarse, para fomentar la calma… Lo que está claro es que todavía nos queda mucho por descubrir sobre este característico ruido.

El ronroneo, al igual que los gatos, mantiene su halo de misterio.


Conductas curiosas en los gatos

Los gatos, a pesar de la multitud de años de domesticación (muchos menos que los perros), mantienen sus instintos naturales a la perfección en la mayoría de los casos.

Desde Grupo Canido Veterinarios os mostramos un puñado de curiosidades que tienen que ver con la conducta de estos felinos.

gatito tirado boca arriba en una cama

1. Tapan sus heces.

Los gatos, en comparación con los perros, suelen llamarnos la atención por lo escrupulosos que suelen ser, en su mayoría, a la hora de hacer sus necesidades. Las esconden, las tapan, les ponen tierra o arena encima… Y todo esto sin que sus dueños tengan que enseñárselo. ¿La explicación a esta conducta? Por instinto, el gato trata de tapar o camuflar el olor de sus heces para no delatarse delante de sus posibles depredadores y que éstos no sepan dónde se encuentra.

2. Amasan.

Ropa, almohadas, a otros animales e incluso a ti mismo… Este es un comportamiento aprendido de su época de cachorro, en donde el gato consigue con estes movimientos que la leche de las mamas de su madre salga con más facilidad. En la etapa adulta, se considera una muestra de afecto cuando lo realiza en personas u otros animales, y de tranquilidad cuando lo hace en alguna otra superficie como una almohada o prenda de ropa.

3. Afilan sus uñas.

Arañan sobre superficies generalmente en posición vertical para afilar sus uñas, pero también para marcar con su arañazo de manera visual y con sus feromonas situadas entre las almohadillas de sus patas.

La gran mayoría de los comportamientos de nuestros animales tienen su porqué, y conocerlo nos ayuda a relacionarnos de una manera más saludable con ellos, pues estos comportamientos son, en muchas ocasiones, la forma que el animal tiene de comunicarse con nosotros.


Es bueno el atún en lata para los gatos?

Casi por instinto, cuando nos quedamos sin comida para nuestro gato, le abrimos una lata de atún. A ellos les encanta y a nosotros nos quita de un problema de manera rápida.

Pero ¿es realmente bueno darle una lata de atún a nuestro gato?

Es posible que hayas hecho la consulta alguna vez en internet y hayas pensado que es un veneno terrible, pero, no te asustes. Realmente, los gatos sí pueden comer atún, pero solo de forma esporádica. Nada va a pasar por ese día en que te has quedado sin comida y has decidido abrir una lata de atún. Si la lata es de salmón, en lugar de atún, mejor que mejor.

5 motivos por los que debemos evitar dar a nuestro gato atún en lata

  1. La lata de atún contiene altos niveles de mercurio y de sodio. En grandes cantidades puede ser un veneno para tu gato y en pequeñas cantidades pueden provocarle problemas digestivos. Ya en 1973, en este estudio se habían observado cambios neurológicos en gatos después de una dieta a largo plazo de atún contaminado con mercurio.
  1. Las latas suelen contener Bisfenol A (BPA), este producto químico industrial está siendo estudiado, pero las últimas investigaciones han demostrado que el BPA puede filtrarse en los alimentos o las bebidas de los envases. Evita el uso de latas o busca aquellas que indiquen en la etiqueta que están libres de BPA. En Europa se permite en envases que van a contener alimentos salvo en la fabricación de biberones y botellas dedicadas a la alimentación infantil. Evita este tipo de envases en gatos, especialmente los pequeños y recién nacidos por su tamaño y constitución.
  2. Las latas de atún aportan demasiada grasa y sal para el gato. En la medida de lo posible, procura que la lata sea "al natural" en lugar de "en aceite". Si es en aceite, escurre la totalidad del aceite.
  3. El atún en lata durante el proceso de limpieza y preparación pierde gran parte del hierro, calcio y vitaminas que contiene. Por eso, el uso continuado no aporta los nutrientes necesarios para la salud del minino.

Definitivamente el atún enlatado no es lo más recomendable, sin embargo, una lata, o un poco de atún mezclado de forma esporádica no va a desencadenar en un problema para la salud del gato. Es evidente que una dieta basada regularmente en latas de atún es perjudicial para el gato, recuerda, la base de una buena alimentación pasa por una dieta equilibrada.